Berreo¿feliz?

.

Sí fuera a encontrar un motivo por el que decir soy feliz. Si tuviera que ser real y sentido ese con el que soltar a boca llena un soy feliz… pues.

A poquito que lo piense, posiblemente, no encontraría ese con qué soltar un lo soy tremendamente convincente. Pero ejke, un día descubrí que ser feliz no se es con un con, o quien te hace, o ese alguien, o esos algos, puesto que será ese que;  eso que te hace ser feliz… aunque, estoy segura de que ser feliz es una opción que se elige.

Divino muestrario ese que trabajosamente has de repasarte para que en eso del día a día funcione, así, repetir a modo de letanía

Y diré soy feliz a pesar del por, a pesar del cuanto me falte, de la sal y el azúcar, del cómo, de quien me odia, de todo lo terrible de mí misma… Pero ejke, y lo sé, sé que soy feliz por esos miles de no tengo… Y también, que soy feliz mientras me cago en la puta madre de… por pasarme todo esto. Pero, sí, soy feliz…., aunque como me muera seré quien, de existir, mate a dios.

Pero sí, definitivamente, aun con todas las putadas y puñaladas traperas que me regala esta becerra vida, pues sí, soy feliz.

Sí, y que se jodan los motivos, esos, que fastidiar, fastidian tanto.

¿Qué habré hecho? Seguramente al nacer le arranqué alguna que otra pluma a la cigüeña, o le até los cordones al cura que me bautizo, o, seguramente escupí en los ojos de los tuertos, aunque los tuertos solo tienen un ojo, ¿no? Pero fijo que algo les hice, ya de recién nacida tenía madera -o clavo, que esta mala salud de hierro…

Es lo mismo, fijo que hice algo malo, malo y más que malo. Ya estoy segura que si no me queman en la hoguera es porqué como sudo mucho, pues seguro que saben que la apago y, así pasa, me están dando otra opción. Pero soy feliz ¡Qué se joda! O me joda yo.

 Pero. Soy, lo soy. Soy feliz (… venga que ya estoy convencida. Qué sí, que lo soy ¿Sí? Por los cojones. No, en serio, que sí, que soy feliz)

Es divertido mirar el menú diario; ese catálogo matutino de problemas que duermen contigo. Qué sueñas con ellos y, para no variar, continuas sin darles solución por muchas vueltas, números o estrategias que busques…, qué, ya, que si lo pienso no son problemas, pues ya son tan habituales en este puñetero y, afortunado, ¿porque no va ser afortunado el cabrón día a día?

Ya está, afortunado, el día, cada día soy feliz. ¡Mecago en el puto universo! Pero soy feliz, muy feliz.

Y cuando todo parece caerse, incluso a punto de desplomarme, miro al cielo y las puñeteras nubes grises están más bonitas que nunca. Y si está el sol, luce como si le fuera la vida en ello. Los árboles hasta si es invierno que andan guardando su vida, están tan bonitos.

 Así que, como para deprimirse en primavera o en verano con tanto verde. Y ejke en otoño tampoco, qué los jodidos árboles regalan nieve amarilla con el caer de sus hojas. ¿Y los pájaros? Que sobra que estés de bajón y pian y repian mejor que nunca.

No es justo, cuando estas mal todo el mundo decide ponerse la sonrisa más preciosa que tienen, y ninguna son para mí, pero… son preciosas. Seguro que pertenecen a algún grupo de wasapp y se avisan para ponérsela y que rabie por estar así, tan sola.  Aunque no me importa estar sola, y realmente no lo estoy, aún me aguantan dos pirañas y yo, también, aun me soporto. Aun así le preguntaré a gente que he conocido si me arrejuntan para estorbarles.

Y ejke, no es justo pues hasta las lágrimas que me ruedan dan ganas de chapotear en ellas. Tú, en serio, que saben más a mar que nunca. Y lo sé, son pis, igual o parecidísimo a gorrino pis.

Igual estoy equivocada, pero lo sé, tengo que dar ya las gracias. Pues digo yo que ya es hora de entenderlo, seguro que no es motivo para ser tan desagradecida, puesto que, sin duda la vida tiene razones, aunque, definitivamente, no las entienda.

Ejke, y no por ser cansa, que lo soy, pero estoy hasta la bola de tanta preocupación, de tanto dolor, de tanto rechazo, de tanta mala salud de hierro, de tantos odios aunque me los gane, de obligarme una y otra vez a pensar en positivo, a permitir la rabia cuando no es de mí quien cuelga el cabrón de Damocles su espada. Pero, que no lo dude, pues si supiera el daño que me hace… mejor le valdría girar esa arma y colocármela a mí, porque como le dé por caer a la espada de los cojones…,  ejke se va enterar de lo que es llorar y no desear vivir de esta, la que es feliz.  Qué sí, ¡Coño! Que soy feliz.

Lo sé. Sé que tengo muchas cosas para dar gracias, así como muchos motivos para que la vida la pague así conmigo, puesto que soy insoportable y, es curioso, ahora estoy haciendo un curso para poder currar en algo con salida y, es como un algo magnético, porque si algo está sacando a borbotones es lo peor de mí misma.

Ahora soy una total desconocida. Me tendré que presentar e invitarme a café puesto que hay que ser amable con los desconocidos.

Pero, no, no me gusta na de nada lo que estudio, aunque sé, y de eso estoy segura, que si trabajo de ello, nadie pagará mi desencanto.

Ya estoy segura que el castigo de tener que elegir esta profesión, tan solo será un triunfo más, todos estarán encantados de mi labor, la única que no se sentirá a gusto seré yo misma. Pero aprenderé a sentirme bien. Siempre lo hago. Aunque no sirve de mucho puesto que el asqueroso Damocles con sus jodidos olvidos benignos se deja siempre la espada, la puta toledana, sobre mi cabeza. Será… ¡Mamonazo, apárcala en otro lado de una santa vez, cojones! Qué anda guapo que no habrá suelo de sobra.

Ejke es como un sino en mí, puesto que en todo aquello que no me gusta caigo en esa tela de araña y, en vez de rendirme y huir como alma que lleva el diablo. Pues no, me dejaré atrapar y haré todo lo que esté en mí para que nadie pague por mi mala suerte.

No sé a dónde me llevarán mis pasos, puesto que no sé callarme, siempre digo lo que pienso, no tengo problemas en mostrar lo que soy y esto poco que tengo. No me preocupa lo más mínimo que vean este jarro vació con tanto roto y miles de mocos descolgados sujetando los cachitos de esta burda cerámica descolorida. Aunque será, digo yo, que  quien va de diana, es proporcional, pues recibe patadas en el mismo centro el culo. Doy fe.

Mierda, mierda y mierda. Pero feliz, soy.

Ahora me quedo pensando ¿superar las zancadillas no es tan malo, no?

Aun así cruzaré los dedos de los pieces con juñas incluidas para que eso que me daña tanto, eso que rige la vida, pues me siga haciendo daño solo a mí. Que lo hará, ¡Si tuviera tan segura la lotería, millonaria!

Voy a por un madero. Mejor dos. Los colocaré en cruz y a colgarme con dos pinzas, qué los clavos fijo que duele.

Seguro que me leo y los pasos de la Semana Santa se quedan en na a mi vera. Ay saldré en el próximo  calendario Zaragozano. Me nombrarán Santa y Mártir. Qué digo yo que Virgen, no ¿no?

¡Bahhh! Aprovecharé los maderos y, con unas cuerdas… voy a mirar si acabó la lavadora.

Imperio

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Berreo¿feliz?

  1. lilitoqui dijo:

    -La felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces están en armonía, tu larga pa afuera todo porque eso alivia el alma, la felicidad a veces son pequeñitos momentos…pequeñitos que sumados, hacen por momentos feliz a alguien. No guardes tus broncas, así como lo has escrito es perfecto, por diferentes circunstancias, te entiendo, te comprendo y aunque sea desde lejos te abrazo fuerte porque un abrazo una mano extendida que apriete la tuya… ayuda, aquí está la mia. Te quiero diablita!

  2. elssamolina dijo:

    Hola guapa.Cuanto tiempo sin visitar tus berreos. Leo una y mil veces que eres feliz:con diferentes formas y detalles describes pasajes …y arrojas esos enemigos que quieren aplastar la luz, esa luz que te regala la naturaleza. Luchas con esa personalidad arrolladora que te caracteriza y yo admiro en ti.Y vence tu mirada llena de belleza mientras yo aplaudo lo que escribes…Besos y abrazos bella amiga.Elssa Ana

  3. puck dijo:

    Pues no se si feliz estas, pero un libro de esos de la ley de atracción con tanto repetir soy feliz seguro que escribes. Podrías hacer un truco, repetir dos millones de veces soy feliz y también saber hacerte tan feliz a ti misma como haces a los que tienes al lado. Si, debe ser ese tu secreto de la felicidad, estoy convencida. Muchos besos.

  4. gloriaom dijo:

    Shi, dime que existes, que aun llevas tu virgen del jamón al hombro y que la vida , si te ha cambiado , ha sido una miaja . Cuéntame que tu hija ya es toda una mujer y que la vida te va de rechupete. Por favor, cuéntame cosas y buenas.
    Te abrazo con el entusiasmo que me embarga en este encuentro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s