BerreosAlFolio

.

¡Ay foliete de my live! Por cierto, ¿cómo se dirá foliete en el idioma del Sr. Don Shakespeare?

Y no ejke yo sea ducha, ni bañada, en cosas inglesas, pero ahora va y recuerdo palabros que estudié en su día. Siejke foliete lo mío es de tebeo, o comics, como se dice en los nuevos tiempos.

Qué, anda tú, no será completo nuestro idioma que, así como quien no quiere las lentejas, pues lo llevamos todo al inglés. Como si el pobre fuera la casa de todos. Si ejke no va tener habitaciones para alojar a tanto palabro…

Ejke foliete, estoy hasta los kínder flais de los anglicismos… en fin.

El caso que, ¡Joer majete! Sabes qué según el don traductor del sr. Don google se dice para llamarte: sheet of paper. Y, como es foliete lo que te llamo. Pues, y que eso del diminutivo lo llevan los ingluchetes como mucho raro, pos será, digo yo: Little sheet of paper. Porqué digo yo, que simplemente page, o  little page in clean  pues no será, y ejke, como eso de small y el black pues no me gusta nothing de las nadas…, pues, así que, lo dejaré en Little sheet o mejor aún: shetelillo.

¡Tomaaa, mooola! Encontré un palabro new. ¡Siejke no puede ser! Esta depresión de ánimo flojo atristalizado to crazy mestamatando mucho lentamente…

En fin de los fines comenzables, intentemos respirar y superar lo insuperable shetelillo. Y ejke ya sé, lo sé que no me acerco de las nadas por los aquís, qué ando como missing. Sí, mucho desaparecida no estando con demasiados combates… vamos, dos o tres al día na menos.

Y ejke lo que me pasó el otro día shetelillo no tiene nombre. Bueno sí, se llama (seguramente) Síndrome de inmunodeficiencia autoinmune auto-incomunicativa. Y si no se llama así, deberían.

Ejke de nuevo no tengo trabajo. Y con mi medio siglo y casi dos noviembres que haré, sospecho que, encontrar curro lo voy a tener como esa canción de los 28 panes y un piruli… No me mires así, tan en blanco. ¡Qué sí, coñe! La del… pan, pan, pan, pan, pan, pan…, y el piruliiiiiiiiiiiiii ♪

Y fíjate que es mucho difícil esto de las entrevistas shetelillo, y que te toque siempre el mismo tonto paralelepípedo del ortoedro… pues más. Pero, tuve una entrevista con el idiota del año. Bueno, es el idiota del siglo quien “súperamablemente” me atiende siempre, y encima, ahora, también está su sobrino, qué si es tonto el tío, vamos, el sobrino lo pueden nominar al Oscar y darle todos los honores hasta de estado si fuera menester… qué merecer lo merecen. Encima qué mal educados… Siejke de tal tonto tal tronco para hacerlo astillas de una colleja.

Y mira que no me gusta desearle el mal a nadie shetelillo… pero lástima les toque la primitiva y se marchen al culo, digo,al ortoedro del mundo de vacaciones. Que se marchen por lo menos al krakatoa… qué eso de caerse se lo dejo a Dios, qué con lo que es de atento y bueno con todos los bichos malos, fijo que saltan dentro en plena erupción y ni se queman.

El caso que me llamaron y mis nervios comenzaron a bailar solos, como si tuvieran algún San Vito del que servirse. Me duché, chapa y pintura para tráiler de cargas especiales. Me preparé del to y, al ir a salir, horror (música de Hitchcock, esas del: na, na, na, hji, hji…) pues solo disponía de media hora para llegar.

Ay shetelillo, se mascó la tragedia e hice pompas de chicle, me miro al espejo y…. ¡Maldición, a la camisa le falta un botón!

Mi desesperación buena del Carrefour tres por uno, se apoderó de tol body que tengo.

Ejke, shetelillo no me veía bien con nada, y tampoco disponía de tiempo para cambiarme… Ay, el mundo se abrió bajo mis pies…

Pero solo era una entrevista con el tonto el culo, digo: ortoedro de siempre, así qué, lo pensé: aguja e hilo y pillé un botón del costurero. Con tijera en mano descosí el botón final qué no se ve y me dispuse a cambiar su orden…

Tras coser como la ratita presumida. Segura de mi misma, emprendí el camino a la paciencia que iba necesitar para no partirle la cara al gilipollas, digo, al encanto que me amarga la vida y se burla de mí cada vez que no tengo trabajo.

Con oles y ánimos en cartelón imaginario ante mis ojos internos (que no del ciego), pregunté y me senté… y, me tocó esperar un buen rato.

Mis nervios giraban como el dibujito que te pesa en la tabla de la play de hacer ejercicio de mi hija. Y yo allí, calculando… digo, recitando letanías tipo mantra: “No hagas nada, sonrie si te dice una borderia Imperiete. Onnnn…, no saltar, no arañar, no tirar con el zapato, no dar con el tacón, no estrellarlo contra la pared, no se matan bichos, caca, se buena, sonrie, onnnnnnnn…”

Y me llamarón. ¡Menos mal! No estaba sentado el calvo asqueroso… digo, el encantador hombre que siempre súper amablemente me atiende cuando solicito un puesto de trabajo…

Estaba un chico joven, más feo que escupir en misa, pero oye, no soy la bella, pero él podía hacer bien de la bestia.

Fíjate shetelillo estuve por comenzar a cantar: Se oye una canción…. Por ver, más que nada si me hacía los coros. Qué tengo el ánimo bajo y fea soy un rato y, como bien podía hacerme de bestia…

Al fijarme bien en el mocete, observe y me di cuenta que podía ser familia de mi propia bestia entrevistadora de periodos de paro, y tenía razón shetelillo. Es su sobrino.

Tan borde, digo, encantador como la familia. Sin apenas saludarme me recriminó que llevaba un botón diferente en los ojales de mí camisa.

¡Será….! Sí, me lavaré la boca con jabón, pero shetelillo hice una actuación de “Jamás volveré a pasar hambre” de Oscar, Goya y Grammy…. Lucí como la mejor de las actrices, le dije que, como no tengo trabajo, no dispongo de medios para comprar botones…

Ay shetelillo, que ahora sé que tengo una completa incomunicación conmigo misma. Sí, padezco el  Síndrome de Inmunodeficiencia Autoinmune Auto-incomunicativa propiamente toda mía entera.

Me equivoqué shetelillo, coloqué el botón que quité de nuevo en su lugar y, el intruso solucionador en el lugar que no era.

Pero, a veces el diablo se alía conmigo, pues le he caído bien al sobrino de la bestia. Me llamó para decirme que en el momento que tenga un puesto en el que pueda encajar, me llamará sin falta aunque solo sea para fastidiar al tonto el culo de su tío. Literal.

Sigo sin trabajo, pero la nueva bestia será bella.

Imperio

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a BerreosAlFolio

  1. puck dijo:

    Ojalá te llamen … Besos

  2. elssamolina dijo:

    Cuanto tiempo sin leerte.Que tal ?.Muchos besos y abrazos querida amiga Imperio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s