Berreeeeeeeeeando

.

Son las tantas mil quinientas y aquí estoy, muerta sueño pero, sin conseguir dormir. En fin, será cosa de este puñetero bombo que tengo sobre los hombros… ¿sobre los hombros? Espera que mire, voy al espejo que no me fio yo mucho de que la bola de mi mundo siga ahí, sobre mis hombros… vengo en na.

Pues sí foliete, sí, mi cabeza está en su sitio… ¡Cojón de fraile dolorido, virgen de la pata plata! Tú, qué no te he saludado. Espera, qué empiezo.

¡Ave maría purísima. A las buenas noches sean!

¡Venga, qué ahora tú dices: Buenas noches, sin pecado concebida. ¿Era así, no?

Bueno, da igual, dejémonos de formalismos que ando más para allí que para aquí.

¡La leche frita tú, la de eones que no me acercaba por los aquís! Y si te soy sincera… Tú, qué ni ganas.

Es como si me hubiera entrado un ataque sin ser, pero casi, de pánico y, de repente, pues necesitase contarte los millones de naderías que he aprendido en todo este tiempo. Pero,  aunque adoro a toda la gente que conocí por estos internetes, me da verdadero pavor volver, y no sé el motivo, pero me lo da. Será cosa de la edad foliete, creo.

La cosa que cada vez me siento más mayor, como si todo se fuera acabando y no quedase nada nuevo por hacer. Aunque si te soy sincera, sigo haciendo esas tonterías que tanto me gustan y, foliete, espero no privarme jamás de dedicarme algún ratito a ser yo misma  dentro de este gran círculo de desesperación donde ando encerrada. Ejke, son demasiadas cosas, demasiados disimulos soltando unos muy creíbles estoy bien, y tú, que no son ciertos. No lo son foliete, estoy fatal, con ganas de gritar hasta dejar ronco a todo el alrededor y, no me mires así, que sí, que te dije ronco. Ejke me iban a gritar ese ¡Cállate ya ¡ Tanto… Pero, yo ni caso, qué se queden roncos.

Por cierto, ¿te cuento algo? Ejke con eso de la ronquera me acordé de algo que paso. Te cuento ¿vale?

Pues resulta que soy así de puñetera y, cuando me voy dejo la radio encendida a buen volumen, más que nada, que tengo un vecino…

 Ejke, es como, para que me entiendas, de república independiente del entendimiento. También él es como muy de interpretación libre de la rae republicana, ya que la nacional, no le cubre la expectativa.

Ejke él es muy Espasa. Aunque más bien va ten con ten a un María Moliner, incluso, dispone de su propia gramática parda. Es así él, completo el hombre.

El gran hombre, no de tamaño. Ya que, si larreo una languarina sin apenas girar la mano lo pongo de moda bailando la trompa. Pero, para que engrandecer más al  grande del cuarto. Además no hay cosa que violente más a la realeza que no entrar a su trapo. Es más, él susurra a los vecinos que soy mucho tonta. Pues, según sus palabras: “Mira que la hago para que estalle y, haga lo que haga, no se entera de nada. Qué tonta es” Pos sí, y  con diploma.

La cosa que, cuando sabe que no estoy le da con el culo a mi puerta rozándola una y otra vez a ver si la hunde, la abre o la abolla. No sé, pero se creerá que es de plastilina. Y ejke, en su didáctica grandilocuencia  le explico con detalle a un vecino común que, mi puerta de entrada, pues es blindada y, como llevan metal en el centro si le da pasos calentando la puerta con roce tras roce de su culo esa lámina de acero cederá y, con ello, romperá la puerta. ¡Angelito, si ejke es puro talento. Ole !

Lo cierto fue que un día lo vi desde la mirilla de mi vecina y, tú foliete, lo que costó aguantarnos las risas el verle hacer de bayeta insistente, frota que te frota con el culo. Y no creas, que también me costó sujetar a mi vecina para que no saliese a partirle la cara. Cosa que no merece la pena.  Pero lo cierto, ejke después de todo y, ante la opinión del resto del vecindario, pues quedó demostrado que tenemos un vecino del cuarto listo para celebrar las campanadas  de fin de año con sus doce melocotones de Calanda o melones de Villaconejos. Seguro que llega a tomarlo todo sobrado sin usar los cuartos. Es lo que tiene la inteligencia tan emocional de él.

La cosa que, pues dejo la radio encendida, y, claro, no tiene conocimiento exacto de si estoy o no, y eso lo tiene al hombre deprimido y, foliete esto me da pena. Si total yo ya estoy deprimida, y dicen eso de dos que se aman, con uno que sufra sobra. Aunque claro, aquí debo mutar el dicho y, decir un dos que se odian con uno que sufra… claro que, no lo odio.  Pues lo cierto ejke me encanta desesperarlo, y tú,  que  total con un deprimido sobra, ¿no? 

Lo cierto que sigo aprendiendo muchísimas cosas foliete, como esta, que en realidad solo es reafirmar lo que ya sabía. Es decir, crecemos pero no maduramos. Aunque qué mal debe de estar como para buscarse alguien a quien odiar. Pero, te lo prometo foliete, no sé si habré jugado algún número para tener esta suerte

¿Sabes? Le dejaré que siga rozándome  la puerta, ella no se ha quejado de acoso, estará más limpia, y total, si eso le hace sentirse bien… ¿no crees?

Pero reconóceme una cosa, aquí entre nos ¿A qué es muy tierno? Un día le preguntó un vecino porqué me odiaba y dijo, tras balbucear como medía hora buscando excusas, que subía a su puerta a apagar los cigarros, y claro,  nuestro vecino le dijo que yo no fumaba desde hacía mil años, así que, se repuso y dijo contundente, qué me había cagado en su madre, luego dijo que no, qué fue en su mujer y luego, al rato dijo que fue en sus hijos… Nuestro vecino se dio la vuelta y pasó de discutir con él.

En fin, voy a ver si intento dormir.

Ta otra, cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos.

Imperio

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Berreeeeeeeeeando

  1. lilitoqui dijo:

    Tuve que leerte dos veces, tu se como eres y punto, nada de pánicos y menos con ete “angelical” medio jejejejeje, pues bien, al vecino déjalo e ignóralo y que se vaya al carajo… y tu……. se tu……..y nada mas que eso………… si eres Diablita pues sigue siëndolo………… si no lo eres….. pues sigue con la broma de serlo. Te quiero como sea que seas…………… solo se que eres buen persona y basta y sobra. y te quiero! muaaaaaax ❤ ❤ ❤

  2. elssamolina dijo:

    Hola chiquilla grande, no se te ocurra irte de aquí .Ya se que por situaciones, no tenemos una comunicación tan amplia y seguida como quisiéramos, pero me parece maravilloso y especial leer tus cosas…esas cosas que me hacen sonreír y adivinar que detrás de todas las letras…existe una persona buena y estupenda. Besos y cienes de besitos pal andando, y cienes de pico y de abrazos. Muakkkkkkkkk Imperio. Elssa Ana

  3. puck dijo:

    Capaz serás de ir al espejo a ver si tienes la cabeza sobre los hombros…
    No pensé antes que las naderías enseñan tantas cosas. A falta de mirar la enciclopedia está el vecino de al lado, por lo menos te enseñan cosas humanas que es con lo que nos desenvolvemos día a día. Besos reina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s