Convencionesberradas

.

Tengo un amigo que, a pesar de lo malhablada que soy y ese pronto fulminante que me asoma haciéndome abrir la boca para lanzar saetas envenenadas; de las cuales me arrepiento nada más lanzadas; _ejke no quieren verdades, quieren que les acurruques  y escuches.

Pues a pesar de todo lo cruda que puedo ser, asegura que iré al cielo, _a pesar de que no creo en ningún dios y mucho menos en una religión que acoquina y hace pasar por aros dejando al humano con menos libertad de la que de por sí tiene, teniendo en cuenta que estamos viviendo en una sociedad con un reducido grupo al que consentimos ilegalidades y todo el poder.

Ejke es así,  si eres yerno del rey, millonario estafador, clérigo, político y lides similares, la ley jamás se meterá contigo.  Pues la ley, solo está hecha para los trabajadores atados al hilo de una nómina.

Pero, no nos quejemos, los ciudadanos tenemos lo que merecemos. Nuestra escasa cultura política hace que les votemos y consintamos que las leyes sean burladas por seres que convertimos en poderosos. Permitimos, así nos va, dispensas elitistas. La ley nunca ha sido igual para todos, pero ahora es de un descaro atroz.

Lo cierto, qué desde que mi amigo dice esas paparruchas  ha conseguido convertirme  en humana eterna. Solo pensar en ir a un lugar así, qué vamos, me quedo en el mundo. Qué le den a eso de morirme, al menos antes de que toque. Además soy muy cobarde, quitarse la vida es de valientes, y más si me aseguran qué iré al cielo, qué horror, _pues de ir, me veo dando hostias hasta dejar sin conocimiento… Y no soy así, violenta.

Ejke no es por quejarme –qué ¡Ay!_ Pero estoy desentrenada en esas de ponerme frente a lo que no me ha pasado. Claro qué así lo decidí en su día, y aunque a veces me arrepiento, lo cierto ejke se descubre  de continuo que es muy aleccionador  esas de ponerse en el lugar de otro como si hubieras vivido su propia historia con algo tan simple como escuchar y, luego, plasmar todo en primera persona. Es como vivir más vida, ejke al perder tanto de mí misma, esto se trataba de demostrarme que a todos nos ocurren cosas parecidas.

Lo que jamás hubiera adivinado es la enorme soledad en que se vive, y lo más triste es qué quien más solo está, en realidad está muy acompañado.

La de historias que ves en los pasos y en los gestos de  con quien me topo a diario. Jamás pensé que detrás de un simple saludo hubiera tantas sensaciones que, simplemente, desconocía. Pensaba qué toda la soledad del mundo estaba conmigo, pues muchas veces, o demasiadas, me desmorona el sentir que no me entienden y, qué siempre he de ser yo con todas mis enormes carencias quien se ponga en el lugar de otros.

Pero qué cosas, cómo alguien con fama reconocida, con dinero, posición y tantas otras cosas qué pensaba que nos hacían sentir plenos acaba así, atrapado por los restos de una tumba. Es muy curiosa la mente humana, jamás dejará de sorprenderme.

La cosa que siempre me meto en líos. Trato con todas mis fuerzas de quedarme a la zaga de allí donde voy ¡Mierda, ejke soy como una jodida guinda!  Ejke, llego y me coloco en medio de la tarta haga lo que haga. Trato de qué no se me vea, me abruma la carga de problemas que llevo encima, y vamos, qué estoy hasta la misma bola de ser el alivio de todo pichinabo y yo, me puedo morir de pena con mis cosas que nadie se detiene a mirarme.  Bueno,  tampoco ejke quiera, ya que cuando estoy sobrecargada lo mejor es no escucharme, digo tantas barbaridades qué lo cierto ejke asusto, vamos qué, me asusto a mi misma, así qué al resto…

Cuando estoy muy mal madrugo y voy al cementerio. Viene bien una caminata de diez kilómetros, pero esta vez no he querido ir a ver a mi hermana, ni a mis abuelos, ni he saludado a todos esos que tanto bien me hicieron.  Ejke solo buscaba el refugio, esa tranquilidad que se respira desoladora en un cementerio.

Y allí estaba él, tan guapo, millonetis perdido, un afortunado que ha conseguido todo en la vida. Al verlo, ¿qué coño hará aquí, si tiene cien mil a su lado, qué hace tan solo y desolado? Me preguntaba, con lo qué y quién es, qué mal se le ve, arrodillado, llorando solo y a moco tendido… ¡dios, no sé por qué he tenido que subir hoy! Pero, ¡Por dios, ¿quién me da vela en tanto entierro?! Nunca mejor dicho.

Al pasar,  al principio no le vi, porqué si llego a saber que estaba me piro, pero quería despedirme de mi hermana ¡Cómo si eso se pudiera hacer, Imperio tu hermana está muerta!  Me decía, pero ejke, es como un alivio sentir que está allí.

Él me miró y pilló aunque intenté irme, mientras actué esquiva, pero acabó reconociéndome. ¿Por qué no te has ido, estúpida? Me decía a mi misma, mientras él suspiraba  intentando encontrar en mí su alivio.

¡Imperiete, preciosa! –vaya, se acuerda de mí_ Me vienes como anillo al dedo niña, ¿sigues cantando jotas y rancheras?

-No, dejé de fumar y, no

-Por favor, con una retahíla tan sincera, un hombre así, tan afortunado y ahora, parece que restablecer todo su ánimo dependiera de mí. _Imperiete, por favor,  a ella le encantaba ir a verte, tu manera de cantar era  para ella…

 Mientras le miraba tan educado él y, ahora tan hundido, recordaba que Rogelio, su padre, le abandonó de niño al morir su madre  dejándole con una vecina.

Ella le cuidó e hizo de él quien es, menos guapo, eso ya lo llevaba de fábrica. Agustina, la rica solterona también quiso quedarse con mi hermana, sabía de los tratos que recibíamos, así como también lo intentó conmigo y otros de mis hermanos, pero su favorita fue ella, mi hermana, y al morir, vino al funeral rauda y veloz desde Madrid donde su, al fin y al cabo, hijo es un hombre de éxito y fortuna. Al regresar a su casa un accidente acabó con su vida tras meses de exhausto sufrimiento.  La enterró justo al lado de donde descansan las cenizas mi hermana y, hoy ¡Maldita sea mi suerte! Es su cabo de año.

Y canté.  Los pájaros salieron sobresaltados del estruendo y, seguramente algún cadáver haya resultado con lesiones irreversibles al intentar irse de sus tumbas, pero, no será grave, ya están muertos. También vinieron varios vecinos pensando que estaba cantándole a mi hermana y mis abuelos. ¡Qué vergüenza! Tantos aplausos, pero sí estaba profanando un lugar sagrado ¡Oh dios!

Don bellezón millonetis me ha invitado a un café  y me ha devuelto a casa salva, sana creo que jamás lo estaré. Le he pedido trabajo, y no sé si habrá resultado.

Lo cierto ejke siempre acabo igual, lo mio es así de triste, recibo oles sin parar, repiten sin cesar todo lo que valgo, qué soy maravillosa, un ángel,  un cielo… Y una mierda, pues allá donde llego piden sin parar, sirvo de alivio y siempre he de estar para los demás, me ven pero no para aquello que necesito. Ay, qué lástima, ¿sí?

Imperio

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Convencionesberradas

  1. Ana azul dijo:

    Eso es que eres buena persona. Si te piden es porque tienes cara de ángel, por eso te dice tu amigo millonetis que irás al cielo.
    Besos
    Ana

  2. lilitoqui dijo:

    Como me ha gustado tu relato!!!!! sin dudas eres..un angel aunque tu lo niegues, seguro!!!!!No puedo abrir el vieo! me ha pasado con varios y no se que cuernos es lo que pasa!!!! pero tu relato es…. hermoso, cuando dices, al comienzo que los corruptos y ladrones de mucho dinero ni siquieran van presos, o algo así, y dices que los ciudadanos somos en parte culpables es VERDAD!! sabes?? dicen que. UNPUEBLO DE OVEJAS, ENGENDRA UN GOBIERNO DE LOBOS, por aquí pasa lo mismo, pero lo que me gustó realmente es ese canto tuyo en el cementerio, eso demuestra que tienes un coraón enormeeeeeeeeeeee!!! mil besoss querida, bello relato!!!!

  3. puck dijo:

    A mi no me extraña reina, creo que casi no te solté la mano la última vez que te vi, debe ser tu destino. Trabajo no tengo para ti pero te lo deseo de corazón. Un beso reina

  4. espiritudestilado dijo:

    Dicen que de buenas intenciones están llenas las manos del vecino.
    Imagino que debe ser así si no nos ponemos los lentes.
    Buen relato!

  5. elssamolina dijo:

    La canción de J.Luis Perales habla de los recuerdos que dejan una huella imborrable,es precioso.¿Sabes Shi? tu relato ha tocado mi corazón. Yo creo que en el modo de comportarnos influyen las vivencias …las situaciones… el modo de ver la vida, la infancia, entre otras cosas…todo deja una huella y el tiempo se encarga de poner cada cosa en su lugar…por eso a veces no entendemos los cambios que tenemos , los cambios y actitudes que vemos en los demás. Pero todo esta en continuo movimiento, nada es siempre igual, solo las buenas intenciones…la bondad,el amor es lo que nos puede salvar .Tu corazón Shi lo llevas en las manos, y se refleja en lo que escribes…no cambies .Besos Elssa Ana

  6. Como siempre querida y extrañada Shi, me ha encantado tu relato. Por favor, no pienses que he venido a desahogarme, a llenarte de quejas o aburrirte con mis cuentas de fin de mes que son peores en diciembre cuando empiezo a contar el día 5. Yo vengo a darte lo que necesitas: dar la limosna que tienes pendiente en tu parroquia. Que no me digas que eres atea, porque la limosna no es para El, sino para las gran obra de la piscina parroquial, que tu misma disfrutarás en todo momento.

    Puedo preguntarte algo así en susurro y en secreto? No eres un ángel, ni te grito un olé, simplemente vine a recordarte que siempre tienes un hombro a tu disposición.

    Bendiciones y… olé!!

  7. mirta dijo:

    Se me paso está, entrada recien la encuentro…..no puedo ver el video ..por lo que dice
    Elssa…debe ser muy lindo…
    y ahora voy a tu entrada….siempre me conmueves con tus palabras..y relatos….

    tienes un forma de contar que se nota el gran corazón….que hay en ti…..
    hoy me acerco para decirte que no estas solas…..y si la distancia nos separa…..solo por los límites…puedes contar…esta amiga….que puede escucharte…
    otra cosita cuando hablas de tu caminata al cementerio,..se me estrmecío
    el alma…..
    besos y cariños…..mI ánge……

  8. Aire dijo:

    Hola, ola de mar…
    Me presentas al guaperas millonario? Yo esoty libre :-). Y si no me da trabajo, pues que me ponga un piso, ea.
    No se porqué te pasa eso Shi, igual no se, es hablar por hablar, pero como a veces nos parecemos tu y yo, igual es lo mismo. A mi lo que me pasaba sobre todo antes, ahora menos, es que no me dejaba ayudar. Aún no me dejo del todo. Tampoco soy como tú claro, no ayudo siempre, siempre estoy, pero no hago lo suficiente porque estoy ultimamente como muy ida y escucho poco ( ya, lo se, pero q le voy a hacer). Pero lo otro podría ser. Igual no lo dices de una forma clara y alta, quiero decir, lo que necesitas, o las señales que das, sólo las entienden algunos.
    A veces hay que plantarse y decir: mira,n oquiero eso, necesito esto. Y ya está.
    Un beso
    del
    Aire

  9. pili dijo:

    a las wenas wapa ..joer lo q me ha costado volver a leerte !! q no te encontraba !! el relato.. muy tuyo , en tu estilo , bonito no lo siguiente !! una vez me dijo una mujer q todo rio vuelve a su cauce , y creo q tiene razon , tambien me decia .. q dios te lo pague q carmen es pobre ..jajajajaa en fin q me ha gustado mucho , q te echaba de menos !! un beso !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s