Yberreando

El hada Clara lloraba dentro de su urna de cemento. Era un día especial, tocaba plancha y eso mermaba tremendamente sus defensas.  La cosa ejke cualquier hada hubiera sido encerrada en una campana de cristal, pero no era la suerte de Clara, qué aunque magia tenía de sobra, se dejó encerrar y así se mantiene, sin una chispita de vida. Ejke teme que jamás pueda volver aquello qué en algún momento fue, pues hay cadenas mucho más fuertes que las de acero.

Aquel día estuvo tentada de no entrar en aquel aparato del demonio: un ascensor que subía y bajaba, y entró. Días atrás le hizo mucha gracia aquel muchacho con apariencia simpática qué se negó a ir tras ella como el resto. En aquel tiempo tomó apariencia humana y, esa fue su mayor desgracia, encontrarse con él.

El muchacho se transformó en muy poco tiempo en un hombre huraño, apático y tremendamente tímido con el mundo. Un día, en esas de los papeleos que se han de hacer para cualquier trámite en la sociedad de los humanos, le llenó de una ternura que la dejó atrapada para siempre en una tela de araña mortal para ella, pues le escuchó y vio para su tremendo asombro, ensayar cómo hablar al funcionario y cómo supuestamente debía pedirle aquello que precisaba descubriendo el pánico que él tenía a desenvolverse en cualquier ambitito donde tuviera que relacionarse con otro semejante.

Trató Clara, y aun trata de ayudarle a qué se muestre como es, qué pierda el miedo  a tratar con los demás, pero no lo consigue. Lo cierto que con él no le importo dejar de ser un hada, incluso bajo juramento. Fue severamente castigada perdiendo quien era y  sus recuerdos, pero, nunca olvidó relacionarse con los demás, quizás, porque es algo innato en ella pero no en él. Él odia relacionarse con otros semejantes; aunque Clara le hace muy poco caso y tienen verdaderas peleas por ir a visitar a sus amigos, quedar para tomar un café o cualquier otra visita que, ella, hace importándole muy poco el enfado que a él le provoca.  Ejke él no quiere relacionarse con nadie, pues según él, es eso, no necesita a nadie.  Y es así, Clara a veces siente que se está muriendo poco a poco, porqué  incluso cuando Clara trabaja  va a buscarla a la salida y si puede la lleva, así sin dejarla ni a sol ni a sombra para que así no hable y se relacione con alguien que en un futuro pueda tener que relacionarse con él.

A Clara le encanta la gente. Le apasiona relacionarse con todo el mundo, ir a conciertos, charlas, leer y, acudir allí donde se le necesita. Ella lo hace aunque cada día está pagando un precio ya demasiado caro y, su alma, a cada momento anda muriendo intranquila.

Además, lo cierto ejke  Clara no teme a nada ni a nadie. Él puede ponerse a gritar como un loco si llama o queda con alguno de sus amigos qué a ella poco le importa levantarle más la voz, es más, le reta y con ironías, qué él entiende días después, lo deja con cajas destempladas y lo ignora. Además él  siempre dice que no le importa que Clara vaya donde  quiera ir, qué llame y quede que él se queda muy tranquilo en casa. Claro luego al volver es lo de siempre, gritos y enfados insufribles. Y quizás, también es culpa de Clara, ya que él no soporta que ella le pueda en todos los sentidos. El jamás destaca a su lado y,  eso,  sin duda es otro de los tantos motivos por lo que él no quiere relacionarse con nadie; sin duda es culpa de Clara ya que ella le sobra simpatía, empatía y ánimos para repartir a diestro y siniestro.

El jamás la ha entendido, nunca sabe que necesita, no conoce a Clara, le fastidia su desparpajo, su candidez, su humanidad,  su locura, su entrega y, mientras que ella sabe todo de él, algo que también le irrita, él nunca acierta  con que es lo que a ella le apetece, ni tan siquiera sabe cual es su color favorito, ni entiende como puede comprender todo ese mundo qué él ni mirando fijo ve.

Él olvida a cada paso que Clara fue un hada, qué un hada nace en el seno de una familia que no la quiere, que son maltratadas, que todo lo consiguen con un tremendo esfuerzo y qué si algo hacen es dar lo que tienen por instinto, quizás por el de supervivencia.

Él no soporta que ella sonría a todo el mundo, qué regale abrazos, pues insiste en qué nadie merece que se les preste la menor atención. Asegura que es de locos lo que Clara hace. Le irrita ese  qué  a ella no le preocupe qué han hecho o quienes sean para darles lo mejor de si misma, y a él no ejke le importe que ella vaya, qué un poco también pues es muy posesivo, pero lo que más le molesta y contra ello grita y se enfada,  es tener que pararse a saludar a todos los amigos, o cuando vienen a conocer a Clara… Y ella ya no sabe que hacer, incluso pidió ayuda para él, pero se muestra agresivo, altanero e insoportable con todo aquel con quien no quiere relacionarse. Prácticamente, con todo el mundo

Cada día pelean más, él no soporta tratar con nadie y, ya no solo pretende no tratar él, sino que tiene temporadas donde  poner todo tipo de impedimentos es su meta,  para así, evitar que Clara se relacione con cualquiera, y ejke a él todo le asusta,  incluso no aguanta que llamen por teléfono y, sí hay que hacer una llamada obligatoria se prepara minutos antes, repitiendo varias veces que ha de decir. Es tal su pánico  que si el interlocutor no responde o dice algo que él no tenía previamente ensayado corta la comunicación puesto que ya no sabe que contestar o cómo continuar hablando.

Incluso cuando van a cualquier evento, o reunión, ella se queda sola. Él acaba por salir, o refugiarse en una esquina, pues no soporta permanecer junto a nadie, pues para él todo el mundo es extraño.

Alguna vez él le hace un regalo y, si tropiezan con alguien departe amistoso, eso sí, una vez se quedan solos él le repite cienes y cienes de veces su hazaña. Qué tome en cuenta su gran esfuerzo, le dice, agradéceme el qué  hablé con gente y lo hice por ti. Y a Clara, en esos instantes cierra los ojos y piensa en que le dan unas ganas tremendas de coger una pala y enterrarle lo más profundo posible, aunque después, en breve de su información y para agradecerle el esfuerzo, le dice su pensamiento y, él, pues que se enfada  advirtiendo lastimero un que no entiende que es lo que Clara quiere.

Clara de no ser porque cuando él le abraza siente que el mundo  tiene sentido, se hubiera ido hace muchos años aunque con ello perdiera todo lo que realmente le ha importado e importa en la vida.

Y quizás,  un día la vida se apiade de ella y se abra el pozo de los deseos y, quizás, otro día mientras chapotea en un charco la devuelva al mundo del que jamás debió salir.  A ese mundo de las nadas

Imperio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Yberreando

  1. puck dijo:

    Me siento un poco Clara, parece tener una pizca de todas las mujeres, o eso creo, un poco de sueños, de volar. Las relaciones deberian crecer o mantenerse en el tiempo, y dejar crecer el uno al otro, o mantenerse también. La pena es que el muchacho huraño tuviera tanto miedo y eso le hiciera meter la pata una y otra vez quizás con lo que más quiere y no acertar por no tener una visión más amplia. Es como un encierro de miedos para Clara. Lo que me resulta curioso es que es verdad que no es ninguna cadena de acerdo la que la mantiene atada, quizás tan solo ese abrazo especial que la lleva durante un ratito al mundo de las nadas. Pero ese mundo de las nadas está en Clara, estoy segura, eso que nadie puede quitarte a no ser que te dejes. Quizás Clara un día sepa abrir una ventana en ese encierro y salir y entrar a su gusto. A veces, el día es igual al anterior, y lo que tenemos también es igual a lo de siempre, pero te levantas distinto y aun con todo ese igual alrededor, te sientes bien.
    Besis reina.

  2. Jaimita dijo:

    Todas somos un poquito Clara.
    Cuantas veces,yo misma,he deseado subirme al primer tren que saliera de la estación y desaparecer para siempre.
    Vivir mi vida tal cual yo quiero y no la que me estoy viendo obligada a vivir.
    Pero paciencia que todo llega.
    Por lo menos mis cadenas empiezan a estriarse.
    🙂
    Besis mi niña.

  3. elssamolina dijo:

    Las relaciones de pareja si desde el principio tienen unas bases…unas reglas…un respeto del uno hacia el otro.Todo puede funcionar mejor.Pues si el chico huraño no quiere convivir ni tener relaciones con nadie,lo mejor que puede hacer es quedarse solo.Pero si Clara es todo lo contrario que el,ella no tiene que cambiar nada,y no debe permitir que la otra persona cambie su mundo,pues ella es feliz así.Todavía no logro entender,porque algunas personas se enamoran de alguien a quien luego tratan de cambiar,de transformar,incluso de gobernar y dominar.¿Eso es amor? .El amor de la pareja lleva al respeto y la aceptación de la persona con la que se convive.Besos y feliz día guapa.Muakkkss.Elssa Ana

  4. Aniña dijo:

    echaba de menos la magia de tus relatos!
    ya estoy aquí leyéndote!
    besitos

  5. mirta dijo:

    Una historía verdadera dería…Soy Clara….la que no quire cambiar y hacer lo que quiere
    estar con las personas y no sentirme atada…con alguien que no quiere, relacionarse con los otros, que se irrita por cualquire cosa y en cualquire momento..sin dejarme crecer…..a mi manera
    y él..parece la victima….
    miles de besitos…..y cariñitos……..

  6. Sandra dijo:

    Hola
    Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
    Si estás de acuerdo házmelo saber.
    PD: mi email es: montessandra37@yahoo.com
    Sandra.

  7. Ana azul dijo:

    Cuantas Claras hay por el mundo. El día que deciden luchar por su identidad es el día que serán libres, pero hay muchas cosas que se pierden por el camino. Ellas son las victimas y no sus verdugos. Que a Clara le vaya muy bien…
    Besos
    Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s