VenáBerreá

.

   No tengo ni idea, aunque lo intento, de ese rompecabezas, tan sutil, extraño, qué incluso me preguntó si existe, si será posible, pues me intriga qué será eso de una actitud inteligente en la vida y, si se puede tener en cada momento de la nuestra, es decir en ese: en la vida, o más bien, nos dejamos llevar a golpe de sentimiento, esos que nos invaden, incluso sé, que nos dominan, pueden con nosotros de tal manera que, siempre pensamos a toro pasado, nos encenizamos y, sospecho que nos liamos con verdaderas tonterías que, no se a que vienen, pero lo cierto ejke están.

  Ejke me dijeron que hay que ser muy inteligente y tomar una actitud así, inteligente atacante, para que todo nos resulte beneficioso, insistiendo esa muletilla látigo: “en la vida” Es decir: Tomar una actitud inteligente en la vida.

  Pues resulta qué al contarme tal bombazo me hicieron un tremendo hincapié, sobre todo, en lo personal y, que aquí más que nada hay que usar todo eso del mecanismo del ego y llevarlo al extremo donde tú, ósea yo, te/me/ conviertas /concierta/ (¡maldita sea con los putos verbos!) en el centro de todo el universo, así, tu autoestima, y la mía, estará en lo más alto. Y una vez en lo más alto (si tienes vértigo, toma algo pal mareo qué hay que subir mucho) todo nos será favorable.

  Ahora lo mejor: para conseguir esto, nada más y nada menos: tenemos que calcular y predisponernos a ocupar en la vida el primer puesto, inclusive en todo lo referente a las relaciones muy personales. Atónita y boquiabierta que ando.

  ¡Pero vamos a ver! Ejke no entiendo como se puede calcular y medir en todas las oportunidades que nos ofrece a diario la vida, esas en que ser tajante en la respuesta, actuar a la vez y conocernos, ser implacable. Pues creo, que, a parte de que en nuestra vida impera la rutina, nos maneja y engulle de tal forma que para saber la respuesta a esa pregunta: ¿Tomas una actitud inteligente en la vida?  No veo posible la respuesta, de no ser en hipótesis. Otra será ser inteligente ante la vida, pero eso de: en la vida, no sé yo si se puede.

  Además ejke es eso: ¿Qué es una actitud inteligente en la vida? Cosa que yo entiendo en cada minuto, como si lo diera a espacio, terreno ganado, donde salir vencedora, ¿pero qué pasa, qué todo son guerras? Aunque la respuesta bien pudiera decir que sí, todo lo son, pero…

  Sí, vale, sí, todo son guerras, hay que vencer en todo, pues la vida personal de cada uno ya nos arrastra. Además, pues que tenemos algo más que unos sentimientos a ras de piel, pero, ¿en todo y a lo largo? Suponiendo como expansión la vida y, algo a ser beneficioso, pues me da que es como si la estableciéramos de tal manera que, sospecho que eso de la actuación inteligente, pues sí, es pensar como solucionar de manera beneficiosa, pero en plan personal, no sé yo.

  Pero ejke, a ver, no me cuadra, pues para nuestra vida diaria, de no ser en lo social; donde un paso puede dejarte atrapada en la nada. En lo privado, la inteligencia siempre supuse que ha de ser en grupo, en tu grupo, ya que, no solo es superar barreras sociales, de ánimo, de convivencia, sino estar bien en ese conjunto donde somos uno, sentirnos bien, incluso aunque todo tras la puerta de la casa nos sea desfavorable.

  Y sé que si actuamos de manera inteligente se superan ampliamente muchas situaciones de esas que aparecen a diario en la convivencia con los tuyos, bueno y con los extraños, qué no se me olvide, tenemos mogollón de extraños cercanos, ¿qué no? ¡Coñe qué no!

  A ver, uno facilito, imaginemos: qué viene la suegra tocando las narices, nada, como si fuera bien recibida, como si cada uno de sus intentos de indirecta fueran flores. Ejke, es muy divertido verla quedarse sin aire, sospechando de continuo que eres muy tonta, pero cuando nota que no puede manejarte, se irrita, enrojece, se muere, respira sofocada y, te dedica esos ramilletes de miradas donde la ves enterrarte palada a palada.

  Qué, es estupendo no ser inteligente frente a una suegra, pues si lo fueras, la tomabas del brazo desde la puerta de tu casa con una mano, en la otra la basura, abrías la ventana y, una vez allí la invitabas a saltar y, de paso, qué, que baje la basura. Incluso aunque vivas a poca altura del suelo, qué suba de nuevo que ya la tirarás, digo invitarás a saltar dos veces.

  Con los hijos, la inteligencia se torna en malicia con cariño, con bocanadas donde ser tontorrón, pesada y tremendamente repetitiva, pues va en contrato, ese el de ser madre y, para eso: están los besos, los abrazos, las bromas, todo ese cariño inmenso que brota sin que te des cuenta. Claro que, los hijos son cosas muy pequeñitas que van creciendo, qué la calle es su destino, y tú, mejor dicho, esos dos tú que formamos uno solo, estaremos condenados a esperar que todo les vaya bien.

  Así que, vale, es imprescindible ser inteligente con nuestros hijos, pero para su beneficio, jamás para el nuestro. Entonces, ¿cómo voy a tener una actitud inteligente en mi vida con mi hija si  he de renunciar a mi beneficio personal? Pero la respuesta aquí se da sola, si nuestros hijos están bien, todo es beneficioso.

  Por supuesto está el ser inteligente en como actúas con tu pareja, cosa que vale, hay momentos donde ser pispo es necesario por esas cosas de la jerarquía que, como animales que somos, en muchos momentos puntuales nos puede ese alma de lobo, pero si lo pienso, para qué voy a ser inteligente para actuar contra mi don soseras, si todo lo bueno que le pase me pasa a mí, y viceversa.

  ¿Entonces? En cosas de pareja. Aquí supongo que debemos ser inteligentes en grupo, ya que dos es un grupo, ¿no? Pero claro, me planteo, ¿contra qué somos inteligentes? Más que nada para tener esa actitud inteligente en la vida de cada uno y en ese común donde la compartimos. Entonces, aquí, ¿cómo uso una actitud inteligente y beneficiosa en plan personal?

  Ejke si lo pienso, pues es imposible, ¿no? Si supuestamente, como nosotros dos, los mayores enemigos que tenemos somos ambos, ¿no? (Vale, anoto como enemiga a mi suegra y madre de mi otra parte,  pero como dice Don soseras: si a ti te trata mal, a mí peor)

   Es curioso, cómo puedo considerar mi enemigo a alguien que es mi otro yo, es tan absurdo todo eso de los puestos jerárquicos que necesitamos para tener esa jodida supuesta autoestima. Por lo tanto, no comprendo como puedo ser inteligente contra mi pareja, si él es una parte de mí, tanto, que es como un yo pero en otro lado y espacio.

  Con amistades, pues bueno, si tener una actitud inteligente es dejar hacer y estar para cuando te necesiten y que estén para cuando los necesite, sin que te /les lleve en ello tu/su vida, pues, qué tampoco me cuadra en estos lares tomar una actitud inteligente beneficiosa, va ser que no.

  Sí que me cuadra en el trabajo, a todos los lugares sociales, es decir: en todo lo que signifique y comprenda algo social. Pero, me da que, en la vida privada y en los afectos como que no. Pero, vale, acepto y sé que tomar una actitud inteligente da tres puntos extras, pues todo irá mejor, pero en plan para beneficio personal no sé, aquí es un no, pero, cágóntó, ejke si lo pienso también es un sí.

  Así que, a ver, pienso: en todo lo que tenga referencia con lo social lo entiendo, pero en la vida personal, salvo tener la cautela de no matar a tu suegra, qué, pues que está en la puta constitución la ley de no matar, y qué, sé que ocurre por qué la constitución no la conoce, sino, seguro que me dejaba un apartado…, pero no, no se puede pues vas a la cárcel, pero en el resto de tu vida privada, ¿para qué sirve una actitud inteligente en la vida?

 Bueno, si lo pienso, si que hay que intentar usar la inteligencia a cada paso en la vida, claro, si la tienes, en mi caso es muy escasa, pero la poquita que tengo, usarla, pues comprendo que sí, es útil, lo sé, es realmente útil,  pero para tener un mejor puesto en mi vida, ¿esto cómo se come?

 Amos a ver: resulta que mi vida debe ser algo así como una carrera, supongo que de obstáculos, ¿no?

 Entonces pienso: vale, voy a pensar, ahora vuelvo. Ya he venido, me ha costado doce siglos pero estoy aquí.

  Me pregunto, si en mi vida, lo que corresponde a tiempo de mi vida, vida como tal, si lo pienso, solo participo yo y,  considerándola como una carrera, ¿contra quién compito? Supongo que con nadie ¿no? Entonces. Digo yo qué al pódium estaré en lo más alto aunque llegue la última, ¿no?

  Claro, así me pasa, me vuelvo a preguntar, si para eso de la autoestima, para sentirme lo más grande, lo más mejor, ¿para qué coño necesito una actitud inteligente en la vida? Si voy a llegar al pódium en el primer puesto igual, ¿o no?

Imperio

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a VenáBerreá

  1. Ana Azul dijo:

    La actitud inteligente en la vida es aceptarse, aceptar a los demás, no imponer nuestras ideas, ayudar en lo posible, respetar y hacer que nos respeten, mantener nuestro sitio y que no nos lo quiten pero sin ofender al de enfrente. Querer , en todos los sentidos, querer aprender, querer a las personas, desear sentirse realizado. Ni mas ni menos, ¡que dificl! ¿NO?
    Besitos (yo no lo he conseguido, la teoría me la sé muy bien, pero ponerla en práctica es otra cosa)
    Ana

  2. elssamolina dijo:

    La actitud inteligente en la vida? Es mostrarte como eres con los demás,sin tapujos ni hipocresías,respetar y que te respeten.Tratar de buscar las cosas positivas y aceptar las negativas.Y me pregunto una cosa¿para todo esto hay que ser inteligente o buena persona? .Bueno tu entrada tiene mucho tema.Besos y conmigo sigue mostrándote tal y como eres,me encanta tu estilo. Muakkss Elssa Ana

  3. Jaimita dijo:

    Psst,¿aceptas consejos?Desde hace un poquito más de un año caí en un pozo profundo que me llevó a vivir al mismo infierno.Ahora, por fin, estoy empezando a salir de él.
    Así que mi consejo es tan simple como:Vive como te de a ti la puta gana.Pero vive.
    Besazos

    • Shi dijo:

      Hola reina, te echo de menos, y claro que acepto tus consejos, pero ¿ande andas para hablar un ratito contigo?
      Uno beso o mil, no, mejor cienes y cienes y pico de abrazos
      Imperio

  4. Jaimita dijo:

    Estoy volviendo de nuevo por aquí,pero he cambiado el nombre del blog.Ya no se llama cosas de jaimita,ahora se llama orgías mentales 🙂
    Jjejejeje.
    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s