Apasodeberreo

.

   Me impresiona como el humano de siempre ha intentado colonizar cualesquier lugar recóndito de la tierra, y ahora, incluso busca asentarse en la luna y en otros planetas, y tiene razón de ser, primero hemos de sobrevivir, buscar otras alternativas para continuar viviendo lo mejor posible. Pues desde tiempos inmemoriales, el humano que se asentó en lugares inhóspitos donde la vida es dura, las guerras tribales por comida siempre han sido de aúpa, y desde hace mucho, las guerras, si han sido, fueron y son por motivos marcados por un poder extraño, sumándole sin que se me olvide, motivos relacionados con el poder económico de unos pocos, esos que tienen el poder, ese al que supuestamente podemos llegar todos tengamos la cuna que tengamos.

   Es decir, todo lo que se ha hecho viene dado por convivir en una sociedad jerarquizada donde, todo, incluso profesiones con las que cada uno colabore y se gane eso que llamamos la vida, y a la vez, convertirnos en un ser productivo para esa sociedad que nos inutiliza como lo que somos.

   Y no pretendo huir de la sociedad, todo desde que nací está relacionado con ella, no puedo desaparecer sin ser vista, todo me obliga y, nada se acuerda de enseñar qué nos mueve, hacia donde vamos, qué somos. Y sobre todo, que tenemos por dentro, como educar esta faceta para que, entendiendo que nos mueve o detiene, todo lo relacionado con esta sociedad tan inevitable y necesaria, no nos haga perder su bienestar, pues es antiguo el dicho: “Si todos empujamos moveremos las montañas”

   Claro que todo ese que somos, que nos mueve, asoma como importante una vez tenemos cubiertas todas las facetas sociales que nos permite permanecer en ella, pero ejke, estoy harta de tanta tristeza, de tantos pisotones, de tanta gaita que nos hace olvidarnos de todo eso que buscamos cuando el bienestar está instaurado en nuestras vidas, un bienestar qué según el mundo al que pertenezcas te arropa, te obliga y te anula, y a la vez, te hace necesitar unas cosas u otras.

  Hace nada me mostraban la pobreza en la que viven en países del tercer mundo, y no solo está, también la que convive en segundos mundos y, en este, en el primero, todas ellas causadas por entramados escalones detonados por redes comerciales, económicas, comportamientos, leyes…. Me contaban como los valores, esos que nos hacen sentirnos dichosos por las posesiones, pasan de una cabra a un Ferrari de alta gama, y por supuesto con todos esos intermedios de riquezas que a muchos les hacen sentirse especiales y únicos. Me explicaban que la base más fuerte está en las creencias, con esas que nos dominan inundándonos con miedo y esperanzas a una vida tras la muerte. Dotándonos también de una separación absurda, pues hay tantas creencias con tantos dioses, que supuestamente a saber cual es el bueno, aunque la respuesta es simple, lo dijo un lama: “Un dios no importa, pero todo dios que te lleve a ser mejor, ese será el bueno”

  Sé que la mayoría nos sentimos dichosos con tener trabajo, llegar a fin de mes, una casa, amigos y una familia, esa de donde procedes, qué en la mayoría, me aseguraban que están para cuando toca la hora de los hospitales, cuando estás enfermo y ellos han de visitarte y supuestamente cuidarte.

  Pregunté qué es lo que tenemos, los humanos, en común de todos estos mundos posibles en los que estamos encasillados, y ya que todos se mueven por motivos en realidad económicos, pregunté por ese qué nos mueve a todos fuera de lo económico. Me añadieron que debía decir social, pero ejke, es absurdo, ya que hasta ese “social” en realidad <económico y social> va relacionado con una posición económica. Pues ella, la economía, es quien marca, como nada, escalas, y no iba a esto, iba a qué nos mueve, qué nos posiciona y nos muestra que tengamos lo que tengamos somos, incluso no teniendo nada, qué iguala a todos esos mundos, en qué somos todos iguales.

  Tras una perorata de veinte minutos, donde asomaron los valores, todos encaminados a la sociedad a la que pertenecemos, o esa vista global de pájaro de ser teóricamente bueno si usas unos principios esenciales para mejorar la convivencia, salvo esto, aun estoy esperando la respuesta.

  Ni por un solo momento, salvo la propuesta de acudir a un psicólogo, nada de lo que no conseguimos superar y nos hace complicado hasta lo más ínfimo que se divide el mundo que es tu grupo familiar, salvo esto, nada se sabe de cómo curar y cicatrizar heridas. Supuestamente ante lo más grande de cada mundo, eso tan pequeño que derrota a diario a cada humano, estamos solos para conseguir ese superar y sentirnos bien.

  Enunciaron la anatomía, la fisiología, las creencias, la fe, la buena voluntad, los temores, el amor como cura general a cualesquier problema humano, pero aún estoy esperando saber qué nos mueve, y mucho más, nos detiene y encasilla a cada humano viva en el mundo que viva y qué realmente tenga una enseñanza para así, pues estar y ser mejor.

  Es evidente que, todos y cada uno miramos nuestro bienestar y buscamos donde sea esa vida mejor, pero, al convivir siempre existen problemas muy graves, que arrastran el odio, las diferencias, la intolerancia, y ejke, nos enseñan desde que nacemos como posicionarnos, qué es lo mejor, incluso competimos para demostrar que la gran habilidad esta en darle patadas a un balón mientras otros vibran en las gradas, esto, u otros cientos de deportes donde la elite y esos competidores son prodigios de la naturaleza, mientras en laboratorios dependiendo de subvenciones, consiguen supuestas curas a todo lo microscópico que nos ataca como humanos, y sobre todo, existirán subvenciones si estos estudios certifican a los laboratorios que generaran medicamentos para ese supuesto curar.

  Por lo tanto ese campo de la investigación para ver como funcionamos, está muy limitado, y si no da el suficiente rendimiento como para generar riqueza, no se aporta un solo duro, eso sí, mientras se buscan medicamentos, algo se va descubriendo. Aunque mi pregunta continuaba sin tener respuesta.

   Me aseguraron que la respuesta es simple: un niño en el tercer mundo juega mientras trabaja, nacen y mueren muchos; un niño de un segundo mundo, intentan que por lo menos crezca y también nacen muchos que, una vez crezcan, andarán repartidos por el mundo como mano de obra barata. Un niño en el primer mundo, sus padres esperan que todo les sea favorable, la mayoría desarrollarán su crecimiento abandonados en aulas para que aprendan innumerables habilidades mientras sus padres trabajan, crecerán llenos de miedos, desarraigo y, según marquen las cifras económicas, serán mano de obra también barata pero con mejores puestos, y seguramente, en otros lugares diferentes al que nacieron. Eso sin contar las alternativas políticas y sus tan cerradas formas que tanto encasillan, pues no hay nada nuevo en el horizonte que mire de cara al humano, nada, salvo algún movimiento que busca salvar y conservar el mundo en el que vivimos, ese que destrozamos cada día.

  Volviendo así, como humanos primitivos, en ese vagar por el mundo para poder ganarlos eso que se llama la vida, llegarán y estarán no solo las diferencias  sociales, sino culturales y esos cientos de etcéteras que nos separaran y, qué conllevan y no conseguirán una igualdad humanitaria, puesto que, hay demasiados problemas en cada mundo como para pretender igualarlos, y esto de igualarnos, medianamente, me aseguraron que es imposible.

  Así que ni pregunté por los adolescentes, los jóvenes, los adultos y los ancianos, en ese que nos lleve a comprender ese acalorado pasar de etapa a etapa día a día, como calmarnos y entendernos, sí no sabemos por lo general nada de nosotros mismos, además, me di cuenta que mi pregunta era absurda, pues para qué saber todo eso que nos mueve y sus porqués, si todo lo que nos une, que son las etapas de ese crecimiento hasta que llega el fin de nuestros días, parece que todo solo lo rige y ordena un bienestar económico.

  Cuando esto, para nada es cierto, aunque la verdad que así son y están las cosas.

  Aunque en todo lo que vi en ese documental tan duro y real, algo me reconfortó, una niña pequeña corría a buscar ayuda abrazada a su muñeca de trapo. Su mamá se había caído y gracias a la ayuda de los médicos de un campamento a 5 kilómetros de su aldea, se salvó, en agradecimiento les regaló su muñeca a los médicos, su único juguete.

  Así que igual mi pregunta es inútil, no está en que nos duele y, al conocer que lo motiva, para que al subsanarlo estemos bien. Posiblemente lo importante, lo he olvidado.

Imperio

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Apasodeberreo

  1. puck dijo:

    A veces me parece que somos adictos a que nos duela algo, aunque hay “dolores” y dolores. Buscamos la solución en algo exterior, la verdad es que parece que nos conocemos poco, pues seguro que las herramientas están dentro.
    Besos reina.

  2. Hacía mucho que no comentaba y no me pasaba por aqui….ni por mi blog que esta abandonadisimo. xD Me gustó mucho la entrada. La verdad…me suele ocurrir una cosa con la gente en general. El otro dia un grupo de amigos de unos 50 años hablaba en una cafeteria al lado de donde yo estaba. Decían que los chavales de 18 años eran más infantiles ahora que en su época porque “comían gominolas” que en vez de comprar el periodico iban a los kioskos y compraban gominolas. De verdad hay mogollón de estereotipos que nos enseñan como debemos ser de adultos: trabajar, caminar bien por la acera, nunca por los bordillos ni andar por ahi saltando, comer comida de mayor, nada de golosinas ni bollitos, beber cerveza, nada de zumos, no hacer deporte(se predica lo contrario, pero se lleva mucho el no sudar) etc etc etc….y lo peor de todo NO JUGAR. Si es que la vida es un juego…como no vamos a jugar??? si ser mayor implica estar estresado todo el dia y tener verguenza por caminar por un bordillo o por comerme unos regalices…entonces amén el ser “infantil”. Nos cuentan una serie de cosas que nos tenemos que creer a pies puntillas, y seremos productivos y nos creeremos lo que pone en el periódico…pasaremos por la vida para trabajar y jubilarnos a los 65 destrozados para disfrutar de los años en los que nos duela la espalda y estemos en el centro de salud todas las mañanas…los mas afortunados al baile de los domingos a darle caña a la cadera que hace crujidos con el frio ya….intentaremos pagar un piso que nos dara mas preocupaciones que felicidad viendo que algunos meses no nos llega casi para pagar la hipoteca, tendremos hijos y aprenderan lo mismo. Todo esto no quiere decir que esas cosas estén mal…para nada…pero me pregunto que sera lo que somos si no nos enseñasen eso…y qué buscaríamos si la sociedad no estuviese estandarizada. Creo que somos algo mas que un ser que busca rellenar sus necesidades basicasa de alimentacion-reproduccion…pero quizas sin la sociedad nunca nos habriamos planteado mas que las necesidades basicas. Es un tema complicado. Pero lo pensaré…

    Un abrazo fuerte! Me pasare mas a menudo

  3. Ana Azul dijo:

    Buscamos siempre algo, los humanos somos así, la juventud, el amor, la esperanza, y no se trata de encontrarlos o no, simplemente de buscar y buscar, y no pensamos en aquellos que bastante tienen con sobrevivir y salir adelante, que no les importa mas que poder comer que ya es bastante. La felicidad para ellos es tener un techo y un plato de comida.
    Besitos
    Ana

  4. elssamolina dijo:

    La superación de la persona empieza por buscar en nuestro interior, las respuestas a una vida de la que formamos parte.Las respuestas las encontramos a medias…a veces mas completas,se quedan muchas preguntas en el tintero,en el camino dudamos…Pero creo que la respuesta mas acertada a todas las preguntas,la que mas se acerca a ser humanos y a crecer es relacionar la mayoría de las respuestas al amor,la amistad,la colaboración.Besos y besos.Elssa Ana.Muakkksssss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s