SobranberreosCuento

   ¡Qué llega la asesina! Grito la pelusa recién nacida. El día anterior se libro de milagro, pues una antigua pelusa muy sabia la tomó bajo su protección y la enseñó a esconderse. Esta no quiso quitarle ese aire de calle que tienen las nuevas recién nacidas una vez reunidas todas las motas de polvo bajo la protección de un rincón en el que esconderse y crecer.

-Tranquila pelusita, por cierto, ¿aún no tienes nombre?

-Nombre, ¿qué es eso?

-Pues es una palabra que se inventa para identificamos.

-¿Qué es identificarnos?

-Conseguir una identidad ¡Y no preguntes más, qué te dejo para que te atrapen!

-¿Por qué nos quieren matar?

-No nos matan, solo nos cambian de lugar ¡Y no preguntes más! Qué lugar, es otro sitio, ir a otro lado, quitarnos de aquí y llevarnos allí. Aunque es cierto, muchas mueren de manera muy cruel, aplastadas sin ninguna delicadeza, ni les permiten la mínima dignidad ni tienen un juicio justo.

  Al intento de preguntar de nuevo, la vieja y sabia pelusa la advirtió: -¡Cómo me preguntes de nuevo te dejo donde te pueda recoger!

-Vale, dijo la pelusita, ¿pero por qué tú no tienes miedo a la asesina?

-Pues porque se necesitan veinte como esa para atraparme, además, qué me encanta cuando pasa con esa intención de quitarme del medio, ya que en realidad, solo consigue darme un masaje con la escoba, acariciarme con la mopa y bañarme con la fregona, y cada día, aparte de que, con burlarme de ella y el hecho de conseguir un rincón al que aferrarme, es como una prueba de quién es más fuerte, y evidentemente yo soy más fuerte.

   La pelusita la miraba muy atenta, no entendía muy bien su idioma, tan fino y lleno de palabras, que las había escuchado otras veces pero no tenía idea de lo que realmente significaban. Lo cierto que a su lado se sentía muy a gusto, y ninguna pelusa sabía como ella rodearse de los mejores ejemplares de ácaros para alimentarse a gusto.

   La sabia pelusa sabía como nadie rodearse de comodidades, hasta cortinas puso detrás de la pata del cabecero de la cama que estaba atornillado a la pared. La pelusita la admiraba, sentía que tenía mucha suerte, no solo había evolucionado de polvo a pelusa, sino que ahora comprendía que tenía un mundo que aprender y gracias a su protectora iba conseguirlo.

   Nada más despertar y tras un estupendo desayuno de jugo de ácaros, la sabia pelusa le advirtió que ese día tocaba aspirador, que debían quedarse muy quietas y asegurar que no se las llevaran. La pelusita temblaba de miedo, pero la sabia pelusa la tranquilizó: No te apures pequeña, aquí estamos a salvo.

   Pero este día la sabia pelusa se inquietó, tras unos pasos y atisbar cercanos los enormes pies de la humana, sintió que algo no iba bien. No quiso asustar a la pelusita y la agarró muy fuerte en un tierno abrazo. La cabecera de la cama se soltó de la pared destruyendo el hogar de la sabia pelusa. En ese momento sintieron la presión de unos dedos humanos que las llevaron hasta la ventana, y allí, la humana las lanzó a volar.

   La pelusita lloraba, y la sabia pelusa secándole las lágrimas le dijo: -Disfruta del vuelo pequeña esto no ocurre todos los días, otras mueren aplastadas antes de lanzarlas al vacío, además no llores, porque nosotras encontraremos otro hogar y no dudes que será mejor.

Imperio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a SobranberreosCuento

  1. María R. dijo:

    Que imaginaciín Imperio!! En fin, supongo que debe ser así para algunas personas, vivir escondidas para poder sobrevivir.
    Besos.. y anímate a buscar quien te los publique.

  2. Ana Azul dijo:

    Encontrarán otra casa. Las pelusas no desaparecen, sólo se transforman, ja,ja,ja
    Chao
    ana

  3. puck dijo:

    Últimamente tus cuentos tienen un aire de esperanza al final. Las pelusitas me resultan realmente tiernas y eso que soy una acosadora de ellas. Contigo todo en casa parece tomar protagonismo.
    Besis reina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s