Buscandoberreos

.

     ¡Vamos a ver bonita! Qué ya has escrito un cuento,  lo has publicado, falta nada para las tres de la mañana, además madrugas. Anda y ve a dormir, duérmete de una santa vez, porque has dado vueltas como una peonza, eso sí, ¡Felicidades! Haces menos ruido, apenas se te escucha, pero en vez de tranquilizarte, no, que vienes a toquetearme y, ríndete, ya has mirado en todos los rincones de la casa, sí, incluido en las habitaciones donde ya duermen plácidamente tus pirañas, y no está ¡Deja de buscarla!

  Venga foliete, déjame que te cuente. Ejke no puedo tomarme un café con leche muy cargado, y así, dormirme. Ejke he gastado la cuota de calorías diarias y aunque a mis tiroides les importa un carajo que las cuente como que no, si me pasó, pues eso, qué a estas horas no puedo tomar ni agua si no quiero tener más porcentaje de líquido del que se necesita en un adulto, pero ejke, me he dado cuenta de que me falta, y sí, estoy buscándola, pues me la he tenido que dejar en algún sitio, y no sé ya donde mirar para encontrarla, porque lo cierto ejke la necesito.

   Foliete, quizás deba actuar como una adolescente. A mi hija le pasa de continuo y, cuando no se siente con el humor allí por los altos, pues la paga contra todo y, se enfada, despotrica, vamos, la arma sin mirar si daña o no por descargar todo eso que no sabe como encajarlo.

    Ejke propio de la edad no asumir sus malestares, sus frustraciones, sus desengaños. Y no, no la necesitan, ahora han de comprenderse y soltar que sienten para un día, ya con ella, cuando crezcan si se dejan acompañar por ella, todo eso no sucederá, pero yo, aunque soy adulta, y me comporto como tal, sé que me hace falta para no sentirme tan triste, ahora aún más porque ya sé que me falta.

   He estado pensando que como me topo con tanta gente que pasa de tenerla, posiblemente la dejé también por esas cosas de estar más acorde, pero ejke es así, la necesito. Sí, no te imaginas, la gente cada vez tiene menos de eso que tanta falta me hace, me acabo de dar cuenta.

   Sí, ejke mucha gente no escucha, se deja fluir y ser como el agua, soltar sus sensaciones y sentimientos para ser más ellos mismos, pero olvidan la parte de la empatía, esa que si eres, lo primero que has de hacer es dejar ser. Y sobre todo dejarte envolver por ella.

   Lo cierto foliete, que sabía que me faltaba algo muy importante, eso que estés como estés marca la diferencia, ya que los problemas, grandes o pequeños siempre existen, y si te falta, si ella falta, se hacen más grandes, te inquietas y vuelves a ser un adolescente aunque por edad marque que ya eres adulto.

   Sin ella, mi precioso folio en blanco, sí, necesitas culpar, también aprobación, sentirte protegido, sentir que eres lo mejor, poner una y otra vez en orden el pasado. Cosa que en mí, que soy algo extraño, cuando no la tengo, como ahora,  no necesito aprobación ni sentirme protegida ni mucho menos me preocupa ser la mejor. Si que necesito buscar en el pasado por sí está allí, por si la abandoné allí.

   Ejke ahora, foliete, me he dado cuenta que necesito toda esa tranquilidad, capacidad de juicio, asumir mis propios pesares y no cargar contra nadie, entre otras tantas cosas, como ser muy uno mismo sin dañar, dejando que sean sin que te influya y mengue tu ser, y todo eso, lo proporciona ella, sí, la serenidad. Ella nos lleva a ser adultos completos.

  Con serenidad no culpas a nadie de tus errores, ni te llenas de ansiedad  y tristeza como me está ocurriendo a mí, ni te importa que alguien se exceda y sobrepase al ocupar tu espacio vital, ni tan siquiera piensas lo peor ante el peor problema que puedas tener que afrontar, ella, foliete es la formula mágica, pero no la encuentro, no sé donde la he dejado y la necesito.

   ¡Anda, vete a la cama, intenta dormir! Qué si la tienes pero la mutaste por tolerancia, educación, comprensión, empatía y varias cosas más. Ya aparecerá, y más ahora que sabe que la buscas.

   Gracias foliete. No sé que haría sin ti.

   Ya, tú con diez minutos tecleándome tienes esa habilidad de parecer como estás, así, como un rebaño de cabras, es decir: loca, porque hablas sola, contigo misma, ¿lo sabes no?

   ¡Qué voy a hablar sola! Lo que pasa, ejke si lo cuento de otra forma, quien tiene que leerlo no se entera.

   ¡Ah vale!

   Ná, pero loca estoy, en eso no fallas.

Imperio 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Buscandoberreos

  1. Ana Azul dijo:

    Si es que el insomnio viene acompañado de las musas. Duerme un poco ¡anda!
    Besos
    Ana

  2. puck dijo:

    Anda, que como deliras en los insomnios. A tí te hacen falta nada más que un par de segundos, expirar, aspirar y tienes serenidad, que sí. Por lo menos eso parece, como si fueras el mástil al que agarrarse una en tiempos de tormenta jaja. Cuando te noto nerviosa yo echo a correr. Esta noche te mariacompañé en el insomnio.
    Besos reina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s