Berreandeando

.

 No recuerdo el dueño de la frase y, aun a riesgo de equivocarme, es de Freud y dice algo así como que hasta las conversaciones hay que acabarlas sin terminar. Cómo si el quedarnos con ganas de más fuera la clave de todo.

 Entonces así pensando, si siempre hemos de quedarnos con ganas de más, ¿qué pasa sí uno que está satisfecho con su vida, contento con sus triunfos, en paz con sus fracasos? Pues estoy segura, que en teoría, si quiere ser feliz, no puede mostrar nada de sí mismo, y sospecho, así pensando, que mejor nadie sepa que tienes curiosidades, ya que, según  Freud: “Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo”

 Además, para ser feliz, socializar no sé yo hasta qué punto es prudente, ya que has de callar más que hablar, pues este hombre, don Freud, asegura que, “Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla” y don Soseras, asegura: “Si se pudiera hablar y quedar a bien, cuántas cosas no diríamos”

 Visto así, se pudiera decir, que convertirse en idiota (el que lo sea no lo va reconocer, así que no tiene mérito la reconversión), callarse y quedar a bien con todo lo que te rodea es la clave de ser feliz, ya que Freud asegura: “Cualquiera que despierto se comportase como lo hiciera en sueños sería tomado por loco.”

 Así que, no sé bien que pensar de esto, ejke se me hace un gran nudo, pues llego a pensar, que todo comprende la soledad como el único camino para ser el más feliz, alejado de todo humano y cuando más a lo tuyo mejor, entonces, ¿para qué se celebran las fiestas?

 Puesto que ir por la vida de fiesta; esa fiesta interior donde se crece comprendiendo y seguido, al entender, pues acabas acatando sin sumisión…, donde, al intentar compartir, si hablamos, seremos tan idiotas que diremos lo que no hemos de decir, pues en ese decir seremos esclavos de nuestras palabras, así que, tenemos que hacer siempre el idiota; aunque esto está bien, es lógico, no se puede ir de fiesta de manera inteligente, es contraproducente, salvo en no beber, ya que, si bebes no eres inteligente y no te enteras de la fiesta… y beber la vida, me da que tiene mucho de emborracharse con ella aunque te traten de loco y de poco inteligente.

 Pero, salvo esta excepción, si no puedes decir nada, ya que todo puede molestar y ser acusado por cualesquiera por una simple palabra, con la que cada uno, además, puede darle una intención diferente, y con la misma: molestar o sanar… y ejke es eso, no puedes acabar las conversaciones para dejar con ganas de más, y vale, sí,  es reconfortante quedarse con ganas de más, ¿sí, seguro?

  ¡Ya comprendo! Por eso en las fiestas hay tanto ruido, ejke es para no dejar hablar, y sobre todo, sí haces el idiota (serlo ya es otra cosa, sospecho), estarás muy feliz ese rato, pero si tengo en cuenta a Freud, y vas, incauto de ti mostrándote cómo eres sin ser fiesta, entonces será un sueño que pesa a los locos, pues si lo haces, si eres muy tú siempre,  te tratan, según este hombre, de loco… Así que, algo me lleva a sospechar que las fiestas no son tradiciones, más bien, son lugares donde cada uno pueda ser como es sin interferencias, y para los que creemos que el mundo no es ser una marioneta, allí, en las fiestas, ellas, hacen que no se note el cómo eres con tanto ruido, ese ruido sordo de diario sin fiesta del que has de cubrirte entre tanto ciego con muy mal gusto…,  esto, o que para ser uno mismo siempre se ha de estar de fiesta en fiesta, ¿no?

 Pero, ¿cómo ir de fiesta callando? Ya que, también, me lleva a pensar, que solo vamos de fiesta los idiotas que no decimos nada y, mejor, si hacemos ruido sólo cantando, entonces, igual por eso, ¿mejor no aprenderse las letras de las canciones… esas… las geniales para ir en plan pachanga? Puesto que cuanto menos digas, más feliz eres, o haces, pues serlo sospecho que es otra cosa, ¿no?

 Entonces, cuando no se está de fiesta no podemos ser nosotros mismos, y tendremos que guardarlo sólo para nuestros sueños y sobre todo, entre la gente, callarnos, callarnos siempre… ¿¿??

 ¡Qué fatiga! ¿Y al socializar? ¿El idiota ha de quedarse crónico, o ya eres idiota por ser tú y ser feliz con tu empeño en hacer suma a pesar de las restas y aún con todo en contra?

 ¡Bahh, ser idiota o no, no se va notar mucho, pues sospecho que sólo depende del idiota que tu dejes que te juzgue…!

 Qué lío, mejor me voy de fiesta, o igual se trata de hacer fiesta del callar, quedes como quedes de idiota con el idiota de turno, y al ruido, ese que juzga tu forma de ser, que te trata de loco y hace de banda sonora cuando no estás bien y, escuchas con gran interés ese que opinan los demás, pues un algo extraño hace que necesites de cualesquiera… que te quiera, que te admita, pues no lo encuentras en ti mismo y entonces, buscas hacer el idiota con tal de tener una justificación para existir, y, que te haga sentir que eres, aunque, al escucharles: te vas quedando al margen de ti mismo, tanto, que desapareces… Este, sí, es este ruido, en el que escuchas a idiotas por ser idiota y no creer en ti mimo, sí, creo que se trata de que a este ruido, hacer, eso: qué le den, pues ya es hora de crecer, de ser uno mismo y a quien no le guste como eres: puede juzgar, puede mirar, puede hacer lo que le venga en gana, otra cosa que yo le preste atención, pues esa ha de ganársela… y yo, he de ganarme de igual manera: su opinión, su respeto, ese que si no se comparte, huelga con el intento..

  Ya lo decía mi abuelo: Ante el espejo, la única imagen a la que respondes es a ti mismo.

  Lo dicho, me voy a mi fiesta donde haré ruido y seguro se quejan los vecinos, pero los invitaré, total, es de idiotas perderse ese estar justos quedes como quedes con el resto del mundo, ¿o acaso me equivoco?

 El mundo, mi mundo, tú mundo, me lleva a preguntarme: ¿a cuántas realidades hemos de responder?

 Imperio

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Berreandeando

  1. Aire dijo:

    Hola, ola de mar…
    Esa última pregunta me la he hecho tantas veces, que he terminado por agotar a los números. Supongo que en cada momento, te apetece hacer una cosa distinta y todo está bien porque es lo que te apetece, brindemos por el hedonismo siempre que podamos. Y si toca hacer el idiota un ratito, mientras luego sepamos volver a nuestro estado habitual y el que nos gusta, pues está bien…digo yo.
    A mi me ha pasado , y me han vencido de ser de una forma de fiesta, me desinhibo, hago lo que quiero bla bla..y también me he visto juzgada. De hecho ahora hago menos el tonto o soy menos yo…creo que se me terminan las parcelas donde puedo serlo. Pero por algún lado se explota y terminas pasando de todos estos comecocos en los que nos metemos, y de lo que opinan y del resto de los idiotas..pienso
    un bs
    Aire

  2. puck dijo:

    No sé donde están los límites entre todos esos mundos, pues estoy pensando que bastante tengo con ver mi mundo para comprender el de los demás, pero es que el mundo de los demás está metido en mi mundo, lo que me hace recordar aquel anuncio que decía, hay otros mundos, pero están en éste, pues eso me pasa a mí, y con esto de los límites de mundos ya me estreso y que al final no ser una misma para que el mundo de los demás siga girando en sus órbitas te saca de la órbita propia, que bastante hay también con no salirse una sola.
    Que lío.
    Besis reina.

  3. Me lo planteo a menudo…creo que solamente soy más yo, o lo más cerca de yo mismo, lo mas alejado a ese idiota…con una persona…alguna más pero no en el mismo grado. Me alegro aunque por una sea…es todo un alivio poder ser uno mismo. A menudo esa persona u otras que intuyen lo que hay bajo el idiota, me dicen que la gente no lo entendería, que si dijese lo que pienso en todo momento me tomarían por loco, se lo tomarían a mal o pensarían que lo que digo no tiene ni pies ni cabeza. Es mejor ser idiota de verdad(no serlo sino que el velo de idiotez para la convivencia tape completamente las partes no operativas para una vida en sociedad y estabilidad mental.) Ya que pienso que nadie lo es realmente. Dos dimensiones distintas pero iguales, la de lo que somos en el mundo que tocamos y la de lo que en el fondo somos… no se si realmente le vendría bien a todo el mundo plantearse esa clase de dudas sobre nuestra existencia…quizás no…podrían quedarse con que simplemente somos lo uno o lo otro. Yo creo que hay un equilibrio, ni siquiera eso, sino que simplemente son una dimensión, ambas, pero parecen dos porque una de ellas no es util ni se suele plantear en la vida. Me gusta ser constructivo…al final, aunque hay gente que piensa que hay puntos sin retorno dentro de uno mismo…yo creo que siempre manejas tu el rumbo de tu vida. El mio es ser feliz y mantenerse en un objetivo: mi escala de valores. No se donde se emplaza esta, quizás en ambas dimensiones o quizás esté por encima de ambas y sea la veleta o la brújula más bien. En el fondo, vivimos allí fuera desde aquí dentro. ¿Que mejor que coger unas palomitas, relajarse, mirar, disfrutar de lo mirado, y si hace falta pintarlo un poquito mas alegre de lo que está?

    Muchas gracias por el vino por cierto!!! Hablo en nombre de Estefanía también: Nos ha encantado conoceros a ti y a don simpático(que de soseras no tiene nada! ) La verdad, ha sido todo un placer y os agradecemos la compañía y la conversación que ha sido muy interesante!!! Un saludete y por supuesto, nos volveremos a ver, que nosotros iremos de nuevo. Y cuando os apetezca, ya sabeis: a coruña!!!! que aqui teneis dos amigos para lo que querais.

  4. María R. dijo:

    Todo es necesario, momentos de soledad y alguna fiesta de vez en cuando, no solo por que somos seres sociables, por qué además creo que así nos conocemos mejor a nosotros mismos. Y las preguntas ya se irán respondiendo y si no, no pasa nada, no podemos tener respuestas para todo amiga.
    Un besito y buenas noches.

  5. Jaimita dijo:

    Psstt Imperio,yo mejor me voy a la fiesta cantando y así me evito hablar,que con las canciones también se pueden decir esas cosillas que hablando a lo mejor es conveniente callar.
    🙂

    BESITOS MUSIQUEROS!!!!

  6. Ana Azul dijo:

    Pues hemos de responder a muchas, porque cada uno vive sus experiencias de distintas formas e incluso de varias maneras a la vez. De eso se trata vivir, de todo eso…
    Besos azules
    Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s