Berriteison

.

Estoy tan cansada que parezco un pergamino antiguo de folios nuevos, o un tebeo amarillento, vamos que estoy perfilando hacía la nada, creo que mis átomos andan agregados al gas, dispersos, con el mal de san vito y sin tocarse.

Son tantas cosas día tras día que, aun tratando de respirar hondo, ponerle paz a toda la guerra, pues a pesar de todo estallo, de vez en cuando estallo…

Ejke hoy tuve examen de inglés, y creo que me he cargado el curso. El examen era sobre un libro de cuentos en el susodicho y, respondí a todas las preguntas, pero en la que planteaba si me habían gustado los cuentos y por qué, contesté que no, que no me gustó ningún cuento,  que todo en ese lenguaje, aun hoy continuo sin entender nada, que odio el inglés, que me sentí tonta y que puedo estudiar más pero nunca más sonreiré.  El inglés que usé, una vez en casa, por lo menos se puede entender, las frases correctas, menos una y quitando dos faltas pues me dejé una h y una t… pero que vamos, sospecho que, me va costar el curso.

Y no sé cuándo voy a dejar de ser tan espontánea, y lo medito, me recuerdo la edad que tengo, pero ejke se organiza tal lucha dentro de mí, que aunque consigo controlarlo en parte, cuando estallo ejke no tengo para, o lo digo o reviento, ni miro las consecuencias.

Así que no sé, total estudio porque quiero volver a tener, qué, qué narices voy a tener… si ya no tengo nada, si total… en fin, aunque así pensando, reconozco que cuando se es sincero se paga caro, pero se queda uno tan bien cuando se estalla… que ojalá un día me decida a decir todo lo que pienso, así sin medir… pero sé que no se debe. Y ya sospecho que la sinceridad es un bien que has de guardar en un arca y como tal venderse sólo en casos especiales.

Qué cosas, cuando se es niño, o tratas con ellos, que fácil es ser sincero, se puede pasar de un cruel que espanta a un tierno que aturde, pero las cosas son tal cual son. Después con los años y la vida, has de callar tanto que, solo usas todo eso que brota del alma con quien realmente quieres, pues no merece la pena enzarzarse en una pelea tras otra, pues cuando se crece, no es ya lo que digas, sino como lo entiendan. Así pasa, que los gestos andan perdidos, incongruentes, disonantes y espesitos.

No sé por qué nos hacemos grandes, todo el día luchando por mejorar interiormente, comprender, aceptar, ponernos en el lugar del otro para tolerar, volver a entender y limar nuestras cosas, nuestros defectos para sentirnos mejor con nosotros mismos, y total, que llegas a la calle y si saludas triste te preguntan si te han hecho algo; si arrastras los pies que si te sientes a disgusto con ellos, o los jefes, que la educación parece que la pierden o nunca la han tenido.

Total que te concentras en no herir, callas porque muchas veces mejor ser dueña de tus silencios, más que nada, que para decir algo que no será entendido mejor callarte. Pero ejke es eso, tropezamos con tantas cosas que no sé puede ser sincero, y esto me da una pena.

Hoy mismo me preguntaba una compañera de galería si le quedaba bien el peinado, iba tan contenta, así que opte por decirle que estaba preciosa. A la vuelta de su paseo hasta el baño, al volver, me dijo que la estadística le decía: la de la joyería esta de mal día,  el de la librería de muy mal humor, los del bar donde toma café, idos, la de la tienda de chuches, que a ella no le gustaba peinarse así, y que yo, le había dicho como la sentía a ella no como la quedaba el peinado.

Por tanto, no sabía si le quedaba bien o mal, ya que, no dependía de cómo nos ven, sino cómo se siente cada uno, y he de darle la razón, pues cuando alguien está feliz con lo que tiene, y se siente bien, un florero con un loro en la cabeza y estará precioso, pues depende de ti, aunque lo que es saber la opinión de los demás, está comprobado, no se puede ser sincero. Aunque esto agote y te haga sentir como sábanas amarillas guardadas en un cajón.

Imperio

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Berriteison

  1. puck dijo:

    Hoy tenía que buscar unas plantillas de silicona que tenía por ahí guardadas, no sabía donde. No he tardado mucho en encontrarlas. Ha sido divertido, porque he hecho un poco de limpieza en los cajones de la mesilla. Allí guardo como si fuera un tesoro cosas de los niños que me dedicaban de pequeños, felicitaciones del dia de la madre, cartas para el día de la mujer trabajadora… me he pegado una jartá a reir con esas cartas, llenas de buenos propósitos. Tenía también unas hojas de un pequeño diario de cuando nacieron los niños. Había algo de lo que no me acordaba, daba tanta guerra el chico que yo le decía a la niña, nos vamos a ir de vacaciones y le vamos a dejar, que da mucha guerra, y claro, ella se enfadaba. Qué cosas se me ocurrían. Aún hoy me hacen reir, pero claro, debe ser que yo no soy la víctima, que mala leche. He pasado un ratito majo nada más que recordando, incluso algunas cosas que tenía olvidadas. Me regalaron también un señala páginas muy bonito, de cartulina rosa con hojas secas verdes en un lado y en el otro una frase: “Nadie sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta”. Te la dejo aquí escrita, como un re-regalo. Tanto intentas que te pones a prueba y algunas veces te tiene que salir un alarido por cohones. Eres una campeona.
    Abrazos reina.

  2. María R. dijo:

    Pienso que no tenemos por que decir todo lo que pensamos, y eso no quiere decir que no seamos sinceros, simplemente que no es conveniente y punto, y que muchas veces para incordiar o molestar mejor se calla uno y ya está, y no pasa nada. Creo que a veces es más la necesidad nuestra que en realidad que el otro quiera oir lo que tengo que decirle, y esto lo sé por que me doy cuenta con mucha frecuencia que la gente más que escuchar, quieren hablar, lo compruebas en cada conversación que tengas con cualquiera, hablar, hablar, hablar…de lo nuestro, y lo del otro debe ser que nos interesa mucho menos. En fin, que me desvio… y luego ya como se sienta cada uno depende de lo que nos dejemos influenciar por los demás. Esto es algo que deberiamos aprende a manejar, no dejar que las opiniones de otros, influyan en nuestro estado de ánimo.
    Besos

  3. Ana dijo:

    Hay veces que decir lo que uno piensa es perjudicial. Eso, de que siempre hay que decir la verdad, pues a veces es innecesario, que no se trata de mentir, no es eso, pero tampoco ser tan sinceros, que si eso sirve para hacer daño,¡que necesidad hay! digo yo.
    Ojala apruebes el éxamen. Ten fé
    Chao
    Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s