Berridescubrimientos

En clase, he de reconocer que ando en una lucha constante, en esa de deshojar la margarita; esto lo recuerdo, creo, esto no sé de qué va… y me puede, me duele y ando pidiendo un socorro inaudible entre un ataque de pánico y algo así como miedo de cables pelados, pues es como si algo me fuera a electrocutar sin tocarlo, es como un golpe de vergüenza ante mi misma… ante aquella ella yo…, y lo cierto ejke me provoca una ansiedad que está dando conmigo, pero ejke este algo que me atormenta día a día, además lo sé, no me lleva a ningún sitio, al contrario, pues lo que se perdió se perdió, pero qué narices de berreo tengo, qué manías nos creamos, y no creo que sea propio de la edad, pues aunque ya me dicen señora, he de reconocer que con mi edad, sí, con 46 mi madre ya tenía un nieto, así que igual son cosas de la edad, no sé, aunque sospecho que no.

Pensaba que, estas cosas sólo me pasaban a mí, no lo de clase, no, sino en todo un general, en esas de preocuparnos por cosas que no deberíamos pensar, e ir haciendo hincapié solo en el día a día y en nuestros propios principios para con ellos actuar, y así, solamente fijarnos en las cosas como suceden sin ponerle teorías, y lo que no sabes, pues te quedas sin saberlo, sin atormentarnos más, pero me da que es inevitable, y ejke además,  pues es curioso, y recordando a mi profesora de química, qué asegura que todo nace de la observación, pues hoy descubrí algo, mejor dicho varias cosas, que seguramente se saben desde hace miles de años, y como soy tan torpe, pues no sé dónde buscarlo, pero ya daré con la clave, pues preguntando se va a Roma y encontraré ese quien lo dijo y quien lo estudió, ya que, creo que, todos nos damos cuenta de muchas cosas, pero me da que, no a todas les prestamos el interés, que creo, necesario, pues es seguro que, no con todo se pierde el tiempo, sospecho que muchas íbamos a ganarlo.

Y ejke es eso, aparentemente no prestamos interés a lo que nos rodea, pero todo está alerta en nosotros.  Y hace unos días, fue muy divertido, pues escuché una conversación en el autobús, y hoy, alguien me contaba de una amiga que le había contado de otra amiga y esta estaba como queriendo desconfiar…

Por una parte, no entiendo que nos fiemos del me han dicho que han dicho, pero así somos, y cuando esto sucede salta esa duda cavernaria por si piensan mal, por si no podemos confiar, por si nos engañan…, y, casualidades o causalidades, yo que andaba de parloteo en dicho autobús, al bajarme, esa conversación que escuché sin prestarle atención retumbaba, como que tenía que prestarle atención no sabiendo bien a qué.

Y curioso, pues sí, ya que, quien hoy me contaba llena de dudas, se refería a esa conversación, y sin observación, sin fijarme, he descubierto la panda de mentiras que se añaden contando lo que otros cuentan, y no sé qué se puede querer sacar con ello, pues, creo que, a la par de que todo se saca de un contexto, que tendemos a entender con dicha sea la parte de sentarnos y que tenemos más orgullo que Rodrigo en la horca; y todo este galimatías, pues hace que cuando se dice lo que otro te ha dicho por mucho que hayas oído, en plan eres mi amigo y te cuento, para quien se le cuenta, no surte otro efecto que echar a reñir y hacer desconfiar a otros de gratis… pero en fin, así pasan las cosas y muchas veces, contando con la mejor intención y teniendo en cuenta que será sin ánimo de dolo, pues se mete la pata, hasta… sí, hasta allí mismo.

Posiblemente todo tiene esa base de ser importantes, o de que como mientras se habla, pues da igual de qué, se va a uno y a otros, pero por propia culpa de prestar atención a lo que no merece la pena, fastidiando la vida en tonterías, que en realidad pues no llevan a ningún sitio, bueno sí, a hacer mala sangre como yo en el cole, que por sentir, me siento tan… no tan tan, que eso es una campana, sino tan… digamos inútil.

Pero ejke, esa otra cosa que he descubierto, al menos para mí es nuevo, qué seguro no lo será, pero tras fijarme hace mucho tiempo, pues me parecía una solemne tontería, que puede pues que no lo sea, o sí, a saber. El caso que, he ido, eso, fijándome y, ejke cuando alguien lleva los cordones de los zapatos sueltos, pues que en esa tontería del caminar, pues que la variamos y nuestro cuerpo muestra ese cordón suelto, como avisando ¡Eh, qué llevo el cordón suelto! Pero casi para que otros te lo avisen, para que se fijen en nosotros, como mostrando nuestro cuerpo ese necesito de otros, en un ¡Hazme casito tengo un mensajito!

Así que, animada en mi gran tontería, digo descubrimiento, me fui fijando en la gente, y en todos, hay algo que denota en su andar, y no en todos es lo mismo, pero hay una variante, un gesto que es exacto a todos, ya que, es como si ancháramos más el eje y nuestros pasos son de ir como lanzando los pies hacia delante y como un cierto empujón hacía el lateral,  así, cómo aireando el cordón suelto; y esto, hace que se mueva mucho más el cuello y andemos más erguidos pero con pose más destartalada, como indicando algo que no sabemos qué pero nos diera inseguridad, como un miedo a que algo avisa de puedes caerte y esperas que otros te avisen, y me choca que, en ese afán de descubrimientos tontos, pues miras su pose, y sí, el individuo observado, pues me confirma que lleva los cordones desatados.

En fin, lo sé, es un tonto descubrimiento, que además no sé dónde buscar para comprobar que estas pequeñas tonterías, en realidad es una y bien grande, pero me lleva sospechar que todo lo marcamos con nuestros gestos, todo, hasta un cordón desatado. Por tanto, no sé a qué dar oídos a ese me han dicho que han dicho… hacer esa mella ante lo que ya no eres, como es mi caso, pues los gestos, si los conoceríamos bien, nos lo marca e indican.

Quizás, si como dice mi profe, todo nace de la observación, y si fuera demostrable, al aprenderlo, digo yo que, si nos enseñasen a identificar gestos, igual, digo yo, que muchos de los problemas, las dudas que tenemos creadas de manera muy tonta pero que nos complican la vida, pues, digo yo, que se acababan.

Aunque, así pensando, no olvido que miramos con unos ojos que perciben el mundo mirando hacía fuera, que como animales desconfiamos por supervivencias que ya no dan lugar tal y como tenemos la sociedad en la que vivimos, y además, todo lo que vemos, todo lo percibimos y asociamos con nuestras propias cosas: carencias y sobras, por tanto, supongo que fácil, lo que se dice fácil y útil, sospecho que esa asignatura, pues como que no iba serlo.

En fin, me piro a planchar, ¡Socorro, ¿alguien puede hacer qué lo evite?! Sospecho que no, ¡Well de paid, calla me the well de paid…!

Imperio

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Berridescubrimientos

  1. María R. dijo:

    El lenguaje corporal dice mucho, y tú que eres muy observadora seguro que lo asocias bien.
    Me temo que lo de planchar no hay quien lo evite!! 🙂
    Buenas tardes y buen fin-de

  2. puck dijo:

    Creo que con los gestos cada uno muestra lo que quiere mostrar, a veces de manera más consciente y otras veces menos consciente. Tanto pueden hipnotizar los gestos que pueden incluso convencerme de otra percepción que me dio primero la imágen visual. Es casi como atravesar la materia y mirar directamente lo que siente la persona. Igual por eso soy malísima para recordar una cara.
    Besos reina.

  3. Muy interesante shi!!! Has tocado un tema que me encanta por cierto, aunque no se si he escrito ya algo sobre el…si no lo he hecho debería. No es que sean un lenguaje distinto, es que se combinan con lo que se dice para mostrar coherencia o incoherencia. La diferencia entre lo que se dice y lo que se gestualiza es que lo que se dice está más manipulado conscientemente y lo que se gestualiza va más directo desde el subconsciente, es también manipulable pero no tanto. Podría pasarme horas diciendo que alguien es seguro, inseguro, agresivo, tranquilo, solo por la manera de caminar, y creo que me equivocaría rara vez. El problema de estas teorías es que no son infalibles y cuentas con un monton de diversidad entre unos y otros individuos, es un conocimiento algo intuitivo. Pero bueno, segun mi experiencia personal, que es un tema que me encanta, no suele fallar y me ayuda a darme cuenta de muchisimas cosas cuando alguien me habla…por ejemplo de que es complicado mentirme. Otro tema es el uso del lenguaje, que tambien es importante. Si te dicen por ejemplo un “pero” dependiendo de como esté emplazado puede negar todo lo anterior, muchas veces se matiza lo que se quiere decir para tapar un poco una opinion chocante, y al final se dice, “pero bueno, puede ser”: para mi eso es igual a: “lo he dicho solo por no seguir discutiendo porque soy plenamente consciente de que seguiremos en desacuerdo.
    En fin, no me extiendo más que de este tengo muuuuuchos ejemplos…mi siguiente post sobre lenguaje gestual y construcciones gramaticales, que me has motivado. xD

    Creo que preguntabas donde consultar estas cosas, pues hay un libro que para ver mucha variedad de gestos e investigar tu mismo es bastante gráfico…aunque seguro que ya intuias todo lo que vas a leer en el, si te decides a leerlo…pero esta bien para organizar ideas sobre esto del lenguaje corporal: “el lenguaje del cuerpo” allan y barbara pease. En google hay miles para descargar xD

    Un saludo, y muy buen post!

  4. Ana dijo:

    Hay veces que con nuestro cuerpo decimos una cosa, pero con las palabras decimos otra, aunque yo siempre pienso que lo gestual es mucho mas verdadero. Eso es algo que es muy dificil de controlar.
    Besitos
    Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s