Berrintaluna

Esta noche vuelve la luna que trajo mi hija como si fuese un globo enorme hace 18 años, la vi por la ventana del hospital,  posiblemente a los dos días de nacer, vaya, tan pequeñita y se trae de juguete semejante luna, me dije, ejke ella es así.

Hoy vuelve la misma luna, y qué cosas, tiene 18 años, pero para mí, que sí, que la veo grande, pero sigue siendo tan pequeña… aunque qué rápido pasa el tiempo, así estoy, debo andar con la depre postparto que llega con unos días de retraso, 18 años, y seguramente la anemia ayuda.

Iré a verla, Don soseras me dejó un mensaje antes de ir a la siesta y asegura que esta noche veremos la enorme luna llena, no sé, tendrá que echar una foto, seguro que hoy me quedo dormida…

Lo cierto, que estoy harta de andar así, tan baja de todo, sin ganas de nada y Don soseras lo intenta, asegura que soy lo mejor, pues cuando ando así, grita que se llevó lo mejor de mi casa, y claro, la abre, tan ella, tanto que de juguete se trajo la enorme luna consigo; asegura qué sí, que se llevó lo mejor, pero lo que se llevó de esa casa fueron los cuadros…

La cosa que quiero volver a estar en mi salsa,  no echarme de menos, había pensado en ir a comprarme una piscina infantil y tenerla siempre para fabricarme charcos, pero con agua caliente que don catarro, se ve que ha encontrado en mí su hábitat favorito.

Y pensé en comprarla, pero cambié de idea y fui a la peluquería, qué cosas, la peluquera se reía muchísimo, pues estaba conmigo esperando el autobús cuando llegó una señora amenazándome con denunciarme. Ejke este catarro no llegó por causas naturales, no, lo provoqué, he de reconocerlo, pues estaba tan depre que baje a jugar con un charco antes de ir a trabajar, y un señor que iba al vampiro, cambió de idea y se apuntó, y yo no tengo la culpa que ahora no se le quiten las manchas de la ropa o que también tenga catarro, ¿o sí?  Pero como decía la peluquera, tuvo que ser tremendo para la señora ver llegar a su marido, que por irse, se fue a sacar sangre, un hombre de casi 80 años, sonriendo y mojado como si fuera un crió contándole, ¡Hola cariño, me bañé en un charco!

El caso es echarle la culpa a algo, encontrar los porqués y esta semana, como tuve poco trabajo en la tienda he estado leyendo un libro que ahora no recuerdo el título ni el autor, algo habitual en mí, pero la historia contaba como seguimos siendo quienes somos incluso en los peores momentos, qué cada edad tiene algo diferente, pero en el fondo, no distamos tanto, aseguraba en el entre líneas de la historia, que a una mujer le salva seguir siendo apasionada y gozar de mucho sexo, y eso es una tremenda tontería, pues qué narices tendrá que ver la pasión, si esa está siempre, cómo si faltase alguna vez, pues incluso estando muy depre, es hacer miau y a rugir se ha dicho.

Por eso, no creo que tenga que ver la pasión cuando estás así, que no remontas ni a tiros, pues más bien creo, que igual, se trata de sentir que todo está bien, que en algún momento la vida deja de traer un problema tras otro, puesto que da igual que te valoren o no, eso has de hacerlo tú, y que es lo mismo que te llenes de noches intensas de sexo tórrido, eso no es complicado ni difícil, además,  aparte que, si algo es necesario y eso sí que me da que es importante, en ese algo sagrado, es poder seguir siendo niña tengas los años que tengas.

No sé, igual esta en eso de seguir siendo niña… sí, pero ¿en qué proporción? O ¿más bien se trata de qué en algún momento la vida deje de traer un problema tras otro?

Imperio

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Berrintaluna

  1. María R. dijo:

    !Ay como cuesta tirar del carro! pero no siempre se tienen las mismas fuerzas, esto es así, pero bueno, no están de más los “incentivos” un poquito por parte de uno y otro poquito por parte de el de al lado y la cosa cambia, lo malo es cuando ni uno tiene ganas de dar el paso y tampoco hay nadie que te acompañe en el camino de la vida.
    Besos y buenas noches.

  2. puck dijo:

    Va a ser cosa de intervenir lo menos posible en los problemas, solo poniéndole la solución o el parche que se pueda, total, van a estar ahí, pero van pasando. Los problemas del año pasado ya no están o son de otra manera. Lo que hacen es ocupar mucho en la cabeza. A cada día hay que darle lo que pide el día. Yo si pienso en lo que resta del año se me encoge la respiración, así que prefiero respirar tranquila y no intentar solucionar hoy todo el año a la vez. Y siempre espero que pase algo bueno y a veces pasa, se soluciona algo.
    Besis reina.

  3. Chus dijo:

    Vaya, buena noche eligió tu hija para nacer!!!! Acabo de estar en la terraza y si la de entonces fue como esta, con semejante luna, era imposible que no se animara a salir.

    Es verdad que si tú misma no te valoras y te animas, lo que aporten los demás no basta… pero ayuda!!! Es mucho más fácil subir cuando otros te dan escalones en los que apoyarte, así que me alegro de que tengas a tu soseras. Espero que encuentres las ganas para ver más allá de los problemas, que estos si no desaparecen al menos mengüen y que tú y él podáis disfrutar de muchas lunas alegres, aunque ahora estés baja.
    Ya subirás!!! Arriba!!!

  4. Ana dijo:

    Coomo bien dices, no cambiamos en nuestro fondo. Podemos cambiar hábitos y pequeños actos cotidianos pero la verdadera esencia, esa que formó en nuestra infania nunca cambia.
    Besitos dulces
    Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s