Berreolazo

  Estoy raramente contenta, sí, he terminado el trabajo para el cole, lo dejaré aquí mismo y reconozco que un cerote me voy a ganar, pero ejke soy así y no voy a cambiar.

 Pero porfi, qué os parece, ¿me he pasado?

Trabajo de lengua Lázaro de Tormes

Queridos reyes magos”:

Tengo que hacer un trabajo para el cole y ya voy por el tercer intento de formular un hechizo y quemarlo por siempre y desaparezca. Y eso que era un libro que me gustaba, en realidad lo usaba para enfadarme, incluso lo leía en castellano antiguo, era casi la única versión al alcance, y reconozco, que en su día me eché unas cuantas risas, aunque por dentro me dejó siempre un poso de pena tan grande, como grandes son las excusas que inventamos para que, no ya nosotros, sino que, el resto de la gente que apreciamos entienda todos esos porque tan nuestros y que otra cosa no, pero pueden ser muy criticados.

Lo cierto, es que siempre acabo preguntándome tras leerlo por la dignidad, sí, queridos Reyes Magos, siempre que leo el Lazarillo de Tormes me inquieto con la misma pregunta, ¿después de todo por lo que has pasado, tú, donde anda tu dignidad, merece la pena perderla por tener un puesto en la sociedad?

Igual no lo habéis leído, y os contaré, que el libro trama de un hombre que escribe una carta, con ella se justifica y cuenta que incluso ha llegado a un acuerdo, que en sí, no ya solo es mal visto socialmente, pues comparte a su mujer con quien le hace crecer en la sociedad, y así mantener un puesto para no volver a lo que tuvo en su crecer, y es eso, en un continuo justificándose por el hambre y penas vividas en el pasado que le llevan en su hoy a tomar cualquier cosa como buena, incluso a creerla como tal.

Lázaro de Tormes, queridos Reyes Magos, no tiene autor, es anónimo, está narrado en primera persona, divertido y triste. Usa un vulgar que para ser vulgar ¡Ay que ver las palabritas que usa! Nada sencillas si no has leído mucho antes, y conoces, ese tiempo del siglo XVI, un tiempo lleno de penurias y para Lázaro, una vida llena de hambre y por ella y sus aprendizajes, pillaje, más es una novela picaresca. Donde la doble moral, las mentiras, las verdades y el engaño retozaban, tanto entre los del buen vivir, que no son otros que los que tienen dinero, así como son poseedores del don del poder, apoyados en la lacra que concede una religión manipulada para fines de los más ricos, igual que siempre ha sido y será, y, para los más pobres y olvidados de la sociedad, que para sobrevivir han de andar presos de usar la inteligencia, y sobre todo en ese tiempo, convertirla en pillaje. Casi igual que ahora, por muy finos y educados que creamos que nos hemos vuelto.

En el libro cuenta de su nacimiento en Tejares, Salamanca, de sus padres, de la muerte de su padre, de un hermano que tuvo, de cómo quiso a su padrastro por lo que le daba, no por quien era, qué otra cosa no, pero Lázaro vivió entre ladrones de lo más tierno, sí, de esos que para sobrevivir hacen cualquier cosa. Mas también cuenta como tuvo varios amos, su madre lo entregó a un ciego como lazarillo, mezquino y listo como nadie. Fue pasando de un amo a otro, sirvió a un clérigo ruin y avaro; a un escudero que no poseía más que el aparentar; a un fraile vividor; a un vendedor de bulas, buldero, y de estos, también bajo amo, paso a trabajar de pregonero y vendedor de agua, para tras dejar a su último amo, trabajar con un arcipreste que le obligo a casarse con su criada, la cual compartían haciéndose el ciego, y así, llegó a ser quien fue, un pregonero en Toledo “dichoso” de su suerte.

Quizás al hablar tanto del libro, qué curioso, pero si me estuvierais viendo, bien pudierais ver que un hombrecillo sale de entre sus páginas. ¡Ay, queridos Reyes Magos, lo que se me está ocurriendo! Ya sé, meteré en el lió a mi marido, lo usaré de reclamo. Y además, esto tiene que ser fruto de mi imaginación, sí, el ver lo que estoy viendo, pero seguiré el juego, parece interesante, además, si uso a Juan mejor, pues entre hombres seguro se entienden.

Mirad, bueno, no podéis, pero queridos Reyes Magos os lo cuento:

Acaba de salir, y sí, ahora liaré a mi marido, le contaré que hice hechizos, seguro que él también ve al hombrecillo, así, qué hable con él, yo me haré la dormida en el sofá, a ver que dice.

Es curioso queridos Reyes Magos, seguro que lo podéis ver también, es que nada como un efecto placebo y listo, ¡Mirad, mirad! Juan está sonriendo, le ve, ya se cree cualquier cosa, incluso Juan masculla entre dientes: -seguro que algún hechizo lanzado por ella ha hecho efecto y dentro del libro andaban ardiendo.

¡Mirad, mirad, asoma asustado!

-¡Ruego a vuestra merced clemencia y me ayude, ¿en qué idioma raro estoy pensando y sale por mi boca, que a Dios pongo por testigo qué no entiendo nada, ni lo que digo?!

-Tranquilo Lazarillo, habla castellano, es el mismo, parecido, sólo que más actual.

-Pues, en el idioma que quiera y fuera, caballero necesito su ayuda.

-Dígame vos, ¿en qué puedo ayudarle?

-Una mujer muy loca anda queriendo quemarme, ha redactado hechizos maléficos y pretende eliminarme.

-Tranquilo, es inofensiva, esta cabreada por tener que leer un libro por obligación, además ya le ha leído, y muchas veces.

-¿Ya me ha leído, qué quiere decir vuestra merced?

-Sí, es una larga historia, nos mandan leer un libro y hacer un resumen, yo también lo tengo que hacer, pero dejémonos de libros y, ¿hace una copa de vino? ¡Es un Rioja reserva!

-¡Por Dios un Rioja! Háceseme la boca agua y córreme ya fluido salivar, tanto, que se me está escapando de entre mis dientes mellados, ¿sabe vuestra merced qué perdí parte de mi dentadura?

-Lo sé, lo dice en su libro. ¡Beba! Beba tranquilo y disfrute, que ando pensando en un final diferente para un trabajo del colegio.

-¿Colegio? Ay, vuestra merced que no creo que vuestra merced esté en edad para tales chanzas, pero no digo nada, dios me libre de cualquier comentario, y más de alguien tan agradable que obsequia con una copa de vino a mi despertar en un mundo tan diferente al mío, mientras el hombrecillo Lázaro miraba alrededor, y una pregunta a vuestra merced, ¿y ella, la qué está allí dormida, es la loca qué quiso quemarme, sí?

-Sí, y es mi mujer

-¡Vive dios! Pido mil disculpas, más yo bien le entiendo que es eso de una mujer.

-No, no es mala, ni está loca, bueno…., por tener, tiene sus cosas, pero no, no le quemará.

-Qué yo bien le entiendo, si no me quema mejor, mas mire como acabé yo, mas vuestra merced no necesita aguantar lo que yo aguanto, ¿no? Si no es meterme en harina de panadero ajeno.

-No, no se altere, ya le digo que no tiene peligro alguno y, por mi parte, y aprovechando que está, ando buscando un final alternativo a su obra y ella, sí, la aguanto, pero ella es así, simplemente esta como un rebaño cabras, tan solo eso.

-¿Entonces su caso no es el mío?

-No, todo lo contrario, pero dejemos mi mujer y la suya a un lado, y si puedo, deseo preguntarle una cosa que me tiene pensando y no sé cómo resolver.

-Dígame presto

-De estar usted en este mundo de ahora, ¿qué final daba a su obra?

-Ninguno, déjele vuestra merced como es.

-Así se hará, ahora, si vos me lo permite, brindemos

-¿Por qué brindamos buen amigo?

-Por el amor

-¿Por el amor?

-Sí, esa loca que cree pretende quemarle con algún hechizo, asegura que si brindas por amor, no sólo por el de pareja, si no por todo eso que es amor, y este entra en nuestra vida, con él ya tienes todo lo necesario para triunfar en ella.

-Pues sea, ¡Por el amor!

 Y el hombrecillo, queridos Reyes Magos, ha desaparecido dentro del libro. En fin, que muy buena no sé si he sido este año, y ya no soy muy niña, bueno, al menos por fuera, pero con esa alma de niña que aún espero me quede en algún lugar, ¿por qué no hacéis desaparecer cualquier libro qué los profesores exijan leer y hacer con ellos un trabajo?

No, si ya sé que me vais a echar la bronca, diréis que es importante leer, sí, pero por placer, así que, mi regalo para este año, pido con toda mi alma que sea este: cualquier libro que manden leer desaparezca del mundo literario.

Imperio, 3º ESPA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Berreolazo

  1. Chus dijo:

    Salir del esquema marcado siempre es un riesgo, pero a veces la apuesta sale bien y el profesor valora el trabajo realizado, aunque sea alternativo.

    Una cosita… el lazarillo parece que ya no es anónimo. Me sonaba que oí este año una noticia al respecto, y si, parece que le encontraron autor, se lo han adjudicado a un tal Diego Hurtado de Mendoza. Te dejo link:
    http://www.lavanguardia.es/cultura/noticias/20100305/53896711891/el-lazarillo-de-tormes-ya-no-es-anonimo-mendoza-velasco-madrid.html

    Aunque no sé si ya es un autor universalmente aceptado o si sólo es una teoría.

  2. Gloria dijo:

    Shi, no quiero que termine el año sin darte mi abrazo y desearte toda la felicidad del mundo… bueno, toda no, quiza sea demasiado. ¿ Un saco grandote? Te dejo un beso para tu esposo y para esa muñeca ( ya grande) que es tu hija. Creo que te debo un largo correo, hace demasiado tiempo que no hablamos y, lo creas a o no, esta mujer te tiene cariño.
    Feliz y maravillosos 2011 ¡¡¡¡¡
    Besosssssssssssssssss

  3. puck dijo:

    He leído novela picaresca y ya no sé si me gustaría como entonces, que los libros que nos compraban nuestros padres, al menos los míos, eran contaditos y gustar, gustaba todo lo que cayera en tus manos, yo sé de quien no tenía ningun libro y se leía las latas de tomate. Como las pelis en blanco y negro, incluso las mudas, tan agradables resultaban y tanta risa algunas veces me producían. No quiero volver a ver a Harold Lloid, no sé si se escribía así, porque me reía mogollón e igual ahora no me produce tanta risa. Me pasó con Mazinger Z, cómo podían gustarme tanto esos dibujos y ahora los veo y aunque me siguen pareciendo increíbles, me parecen más cutres que los de ahora. Como las risas, quizás ahora para que algo me haga reír tiene que ser algo más sofisticado, o quizás más tonto jaja. Del Lazarillo de Tormes recuerdo que me gustó mucho. En mi mente todavía está la escena del agujero que le hacía al vino por debajo para bebérselo según caía y el ciego no se enterara, me quedo con ese recuerdo de encanto. El final no se quedó en mi memoria, pero quizás mejor así, sin fin, como si nunca se acabase la buena sensación. No dudo que a los Reyes Magos les gustará tal diálogo entre estos jóvenes caballeros, de tan gentil talle, soberbia pose y agradecida disposición para con su graciosa dama.
    Feliz Añoooooooooooooooo din don ñam din don ñam din din din don
    Besos cielaaaaa

  4. Jaimita dijo:

    Oye,que yo no lo veo nada mal.Tú preséntalo que ya verás como tienes asegurado el diez como mínimo.Sólo con la imaginación que le hechas ya tienes asegurado el notable alto
    Y AHORA:
    Esta frase es una cajita de paz llena de alegría, envuelta con cariño, sellada con una sonrisa y enviada con un beso. Feliz Año Nuevo!!!!
    Muakiss!!!

  5. Ana dijo:

    Guapaaaaaa, te deseo un feliz año 2011 y que se cumplan todos tus deseos. Besotessss
    Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s